Perforando el Agujero (Parte I)

Y al cruzar en la esquina Andres ya no sentía el interés de mirar hacia atrás, había dejado toda su vida una calle atrás y seguía avanzando, caminando cada vez mas rápido esperando no volver a pensar en las cosas que había pasado, por eso corría por que al caminar las imágenes de las escenas vividas en las ultimas semanas no podían dejar de volver a su cabeza como un torrente de agua fría que no dejaba de caer, las palabras dichas y escuchadas volvían a cada momento, era imposible despejar la mente y esperaba que la distancia le ayudara a olvidar, lo que no sabia es que los recuerdos te persiguen por siempre que borrar cosas de la cabeza es casi imposible y que con cierta frecuencia estos vienen como fantasmas a mostrarte cosas que ya no quieres ver.

De repente al voltear en la otra esquina, sintió un dolor terrible y parecía volar, vio en mientras volaba algunos metros como la vida se tornaba de un color rojo sangre y pensó que huir tal vez no era lo mejor, ahora despertaba en el hospital con las dos piernas rotas, con una mano fracturada y un trauma encéfalo craneano, y en ese instante deseo no haber muerto en aquel instante, ya que la vida es mas fácil al morir, se dijo, no estaría atormentado por recuerdos, no habría que atormentarse por lo que se hizo mal y no tendría que tratar de aprender de situaciones que no comprendía del todo.

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

Un comentario sobre “Perforando el Agujero (Parte I)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s