El Pais en el que vivo

Debo decir que vivo en Colombia, eso es bastante diciente para algunos, un poco trivial para otros y algo completamente sin significado para muchos otros, mi niñez fue relativamente tranquila aunque al mirar hacia el pasado y recordar las cosas que no veía en ese entonces me doy cuenta de que vive en una sociedad extremadamente abandonada a su propia suerte, no crecí en un barrio muy violento, pero cosas violentas presencie en mientras crecía, me toco esa época cruda de Pablo Escobar, de las Milicias Populares, de los CAP, de las bandas de sicarios y los muertos diarios, nací en 1984 en un medellin que cuando tome conciencia por allá en los 90 bañaba sus calles de sangre y como en todo el país se repetía la historia, los padres enterrando a sus hijos por culpa de la guerra…

Esa realidad no ha cambiado en nada y no ha sido muy diferente si miro hacia el pasado y recorremos la historia del país entero, durante este tiempo he estado en una especie de estado hipnótico que los medios, la escuela, la sociedad y los intereses políticos han logrado imponer en nuestras ciudades principales, la gente de la ciudad lamentablemente vivimos con los ojos cegados por la luz que nos venden los diferentes medios, sobre todo la televisión que obedece fielmente a los intereses de la clase gobernante, esta luz sobre mis ojos que ha venido intensificándose los últimos 10 años nos ha cegado del país a donde no llega la seguridad democrática, donde colombia no es pasión y muchos menos se puede vivir y viajar por ella, me he dejado consumir por la tensa calma que nos han vendido y así estamos la mayoría de los colombianos.

Ahora que miro hacia atrás la historia me doy cuenta que nuestro país parece girar en un circulo infinito que se repite generación tras generación, la guerra marca este país desde aquel engañoso grito de independencia y la obra de teatro montada de aquel florero de llorente que nos han vendido como algo glorioso y de orgullo, pero no vallamos tan lejos bastaría mirar un 50 años atrás para darnos cuenta de la situación tan vergonzosa en la que se encuentra este país por culpa de nosotros mismos, aun no me explico que paso en esta parte de sur-america que se creo un pueblo tan peculiar e indiferente como lo es el pueblo colombiano (Ahí me tengo que incluir y lo que escribo acá lo escribo principalmente por mi mismo), pueblo de muy buenas personas pero llenas de egoísmo y temor a la asociación en pro del bienestar, pueblo falta del concepto de la democracia y creyendo que este feudalismo actual es la democracia perfecta.

Somos un país formados y especializados en el sentimiento de impotencia, que se puede hacer nos preguntamos todos? y ahí se queda todo, por que a pesar de las maravillosas disertaciones, las discusiones sobre las posibles soluciones y las diferentes formas de entender los conflictos que invaden este país, se termina siempre por decir: “En ultimas no somos nadie y no podemos hacer nada”, y el tiempo pasa y entonces los campesinos se siguen desplazando a las ciudades, el campo es abandonado y la agricultura empieza a resentirse, los índices de miseria en las ciudades aumenta y por ende la delincuencia común y demás problemas, como la prostitución de jóvenes muy bellas pero que en esta sociedad no encuentran mas que hacer.

Y se preguntaran los que leen esto que estoy haciendo yo que critico tanto al actual gobierno y a los colombianos en general, pues estoy tratando de concientizarme a mi mismo y eliminar de mi sistema 20 años de un pesado lastre que me hace pensar que todo esta bien y que los malos son ellos, que los que tienen los problemas son los otros lejanos y que a mi no me pasa nada, tratando de eliminar el velo que no me deja actuar y no deja actuar a muchos de los colombianos, tratando de crear en mi una conciencia critica que me permita discernir entre la buena y mala informacion que llega todo el tiempo, que hacer? cada persona tiene su propio proceso, algunos dicen que soy demasiado realista y directo, pero por que no pensar en la realidad que vivimos, de a uno somos nada, pero sumándonos en la esperanza de mejorar las cosas puede que pase algo….

Yo solo quisiera dejar un link (http://www.contravia.tv/) con varios programas sobre la colombia que no conocemos, la colombia en guerra, la colombia que se des-sangra, en donde los padres entierran a los hijos y las familias tienen que dejar sus tierras para terminar en un semáforo o robando o prostituyéndose en las calles de las ciudades, de la colombia donde los lideres de procesos sociales mueren, de la colombia donde los indígenas que defienden su tierra son terroristas, de esa colombia que grita que no les dejen vivir en su tierra, con sus costumbres, que los dejen trabajar la tierra, recorrer las montañas y disfrutar de una país hermoso por naturaleza, pero convertido en un pueblo donde abunda la miseria por culpa de aquellos que quieren la guerra y promueven la violencia, para acceder al poder….

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

One thought on “El Pais en el que vivo”

  1. Yo tengo su edad, y hace aprox. 1 año comencé con su ejercicio de reflexión. Uno vive muy cegado en esta Colombia, cegado por los que nos quieren cegar y callar. Pero no más, no me permito seguir favoreciendo a los de arriba con mi silencio, con mi indiferencia. No tenemos dignidad, nos llaman “El Israel de Latinoamérica”. No le hago el juego a nada que después me pueda avergonzar como ciudadano, como paisano de Galán, como paisano de Garzón, como paisano de tantos que no tienen voz. No me vendo, quiero una Colombia digna, una Colombia del pueblo, pero de un pueblo educado, no de un pueblo cegado. No más mentiras. Hay que luchar por una Colombia libre de indolentes, por una Colombia libre de usurpadores, por una Colombia libre de interesados en todo menos en la gente.

    Saludos, también me avergonzó mucho ver los capítulos de Contravía, pero de ahí uno aprende cómo se calla en este país al verdadero periodismo, ese que solo necesita de pocos minutos para ser reconocido. Sin embargo se abren horas y horas de espacio para programas pendejos, que solo nos anestesian.

    Saludos, no lo conozco, pero me alegra que alguien despierte a la vez conmigo, que alguien se quite el velo que nos han puesto los que no merecen llamarse colombianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s