Paseo de Fin de Año. 26 de Diciembre de 2009 a 2 de Enero 2010

Motivaciones:

Finalizar un paseo anterior que por razones de fuerza mayor debí dejar a medias.
Desconectarme del bullicio de fin de año, salir con la finalidad de atisbar aquello que es tan distante y desconocido, como lo es la naturaleza, encontrarme con lo infinito para tratar de encontrarme a mi mismo, solo eso puede lograrse en un lugar donde se pierde la noción del tiempo y la vida es sencilla.

El Lugar:

Uno que fuera mágico, elegí Sapzurro por varias cosas, la primera, cuando vi unas fotos me pareció un lugar mágico, una pequeña bahía que da una sensación de recogimiento, de protección ante el impredecible e infinito mar, la segunda razón, por su ubicación geográfica, aunque ya había estado cerca en ocasiones anteriores no había podido llegar hasta este lugar, que es la frontera de Colombia, con Panamá, Es el final de Suramerica, es decir un lugar en un extremo de Colombia, un tercer motivo, es la relación de este lugar con la Selva, realmente es impresionante saber que en un lado tienes una de las selvas mas profundas de Colombia, el Tapón del Dariem, y por otro lado tienes el prominente mar atlántico.

Los Objetivos.

Descansar y encontrarme conmigo mismo.

Los compañeros:

Este paseo venia organizándose desde Marzo del 2009, en principio tenia como ida irme solo con un equipo de Camping, pero a medida que pasaba el tiempo y le contaba a algunas personas mi idea aparecían interesados en el paseo, y varias opciones de alojamiento, al final de muchos interesados quedaron solo dos acompañantes para el viaje, tal vez los dos mejores acompañantes posibles, por un lado mi amigo de ya hace algunos años, Alejo Velez, y por otro lado una niña desconocida para mi, Andrea Loaiza, que Alejo se encargo de conocer en profundidad, los tres hicimos un viaje mágico a uno de los lugares mas bellos de Colombia.

Relato del Viaje.

El Viaje se define así, en bus desde medellín hasta turbo antioquia, y en lancha durante dos horas desde el puerto de Turbo (Wafe) hasta Sapzurro, el viaje en bus sin ninguna novedad extraña, salimos de medellín aproximadamente a las nueve de la noche en un bus gigante, como en todos los viajes a Úraba, el bus paro antes de cañas gordas para comer y de ahí siguió, llegamos a eso de las 5 de la mañana a Turbo, donde de inmediato fuimos al puerto para comprar los tiquetes para la Panga (Termino usado para la Lancha), nos toco la panga numero tres hacia Sapzurro, tipo nueve de la mañana zarpamos. Logramos los tres mejores puestos en la panga, en la parte de atrás donde no se siente casi los saltos que da al pasar las olas mas grandes, el problema de este puesto es que terminas muy muy mojado, la salida del wafe sin problemas y entramos al mar rápidamente después de pasar el puesto de control de los guarda costas, desde ese punto la maravilla comienza, sales al mar y tu izquierda puedes observar a los lejos la desembocadura del río Atrato en el mar, el mar, en esa zona es café, por la cantidad de agua dulce que llega del río, uno de los mas caudalosos de Colombia, en unos minutos el mar empieza a tomar su color natural una tonalidad de azul, un azul profundo.

Casi media hora después de la salida del puerto y en mar abierto, la panga empieza a fallar, al parecer uno de los motores de la lancha se descompuso y el lanchero con esfuerzo logro acercarse a uno de los primeros pueblos costeros de la zona conocido como Titumate, este es un pueblo pequeño, que no tiene muelle, así que para bajar de la lancha todos deben lanzarse al agua y caminar a la playa, la verdad no recorrí Titumate, como era medio día el hambre hacia sus estragos y buscamos algo de comer y luego nos tiramos en una acera a dormir un rato y esperar que llegara una panga con el repuesto que necesitaba la panga en la que debíamos llegar a nuestro destino, casi a la una de la tarde el Capitán del Barco grito que podíamos abordar de nuevo el bote, luego de empujarlo para desencallarlo de la playa, continuamos nuestro camino, esta vez un poco mas rudo el viaje ya que la marea estaba un poco alto (El termino usado es Mareta), a la izquierda teníamos la montaña y a la derecha el mar, durante el camino a Sapzurro observas algunos islotes, que a mi me hacen pensar que en algún momento la montaña llegaba hasta ahí, pero con el deshiele de los polos y el aumento de la altura del mar, bastas zonas han quedado inundadas, Alejo, dando muestras de su conocimiento de la zona iba señalándonos donde quedaban diferentes lugares, como San Pacho y Trigana (Lugar que ya he visitado en años anteriores), Playona, un lugar que hay que visitar y esta pendiente para una proxima ocasión, es tal vez una de las playas mas largas que he visto, y donde según contó Alejo, en semana santa va un tipo de tortugas a dejar sus huevos ahí, después de un largo trayecto se pasa por Capurgana y a 10 minutos en lancha esta Sapzurro, nuestro destino.

La llegada a Sapzurro se reflejo en una sonrisa interminable, era el comienzo de un sueño que se estaba realizando, las cosas estaban saliendo como me las imagine tiempo atrás que empecé a organizar el paseo y tenia fe en que todo iba a salir de maravilla, dicen que la primera impresión es la que cuenta, y la primera fue de maravillarme, parado en el muelle, atrás de mi, un bahía que da la sensación de recogimiento, de tranquilidad en el infinito, al frente la montaña, la selva prominente, llena de vida, me daba la sensación de llegar a casa, el pueblo, pequeño, de gente a simple vista humilde, sonriente, amable, algunos turistas a la vista, algunos con mas tiempo con nosotros, algunos residentes que llegaron hace muchos años y se enamoraron del lugar y no pudieron resistir a la tentación de quedarse en un paraíso de realidades humanas, donde la vida es difícil pero placentera, donde hay que trabajar en lo que se pueda para poder vivir, pero siempre tienes la recompensa de poderte sentar frente al amar, y amar… y el inefable, el infinito te llena, y hace que empieces un camino donde debes buscarte a ti mismo.

La primera noche, reconocimos un poco el lugar, nos entregaron la cabaña, salimos y compramos algunas cosas básicas para cocinar, y luego nos entregamos al sueño, el descanso necesario después de un largo viaje…

El primer día, un encuentro inesperado con una pequeña habitante de la zona quien se convertirá en una amiga, en una visita diaria, que llego enviada por su madre a ofrecernos empanadas, Nayive, al menos así creo que se escribe ese nombre tan peculiar, con esta pequeña niña pudimos reírnos un rato al preguntarle sin las empanadas eran de gato negro o blanco, que solo comprábamos si las empanadas eran de gato blanco, la chiquilla sale corriendo a preguntarle a la mamá y en cuestión de minutos llega con su joven madre, Xiomara, a decirnos que las empanadas no eran de gato, que eran de carne de Res, esa pequeña charada, nos llevo a comprar 3 empanadas de gato para el desayuno, la niña y Andrea se hicieron amigas…

El primer día de Sol y mar lo pasamos en las playas de Sapzurro, es la primera vez que veía un mar de mas de tres colores, realmente algo que te hace suspirar, la belleza del mar en el día, el sol brillando, la frescura y los sonidos de la selva, te llegan a lo mas profundo del alma, tanto que empiezas a perder la noción del tiempo y el espacio, te pierdes en el infinito, quedas a la merced del agua salada, la arena, el sol, el viento y si abres los brazos sientes que vuelas, el primer día significo eso…. el descubrimiento de la sensación de volar.

Al segundo día me di cuenta que si prestaba atención cada día podía descubrir algo nuevo, que cada día podía sorprenderme y que era algo que debía aprender para el diario vivir…

Y entonces llego el segundo día o el tercero, o algún día, como notaran de ahora en adelante la noción del tiempo quedo perdida, y todo lo que cuente puede que no tenga un orden cronológico, pero eso si cada cosa paso en algún momento. En este día paso algo que no logro recordar bien si fue el primero o el segundo, el caso es que regresando del mar, un altavoz que no logre identificar donde estaba instalado invitaba a todos los habitantes y visitantes que supieran comer y beber a celebrar el cumpleaños de un señor llamado Martín, a eso de las nueve de la noche, los tres del paseo, nos aparecimos por esos lados a entrar en el Folclor chocoano, donde escuchamos musica que nunca habíamos escuchado y vimos bailes jamas vistos, al menos por mi. Andrea se perdió en el baile, participo en un concurso en el que quedo de segunda, mientras Alejo y yo tomábamos aguardiente y veíamos a las negritas mover la cadera, la noche transcurrió sin penas ni glorias en medio del algarabio de la parranda, esperando que repartieran tan anhelada comida prometida, después todo es confuso…. solo recuerdo tenerme que levantar esa mañana con mucha sed y en medio de un aguacero muy fuerte sentarme a ver el amanecer con una cerveza en la mano….

Y luego llego el paseo a la Miel, la Miel es un pueblo que queda en Panama, llegamos a el desde Sapzurro caminando, se sube una montaña mas o menos 15 minutos de subida, se llega a un puesto de control donde un policía colombiano y uno panameño comparten un pequeño puesto de control donde te piden el nombre y numero de cédula, y ahí, desde arriba logras ver toda la bahía de Sapzurro, imponente naturaleza desbordada de belleza infinita, y luego volteas y aparece la Miel, otro pequeño pueblito hermoso por su sencillez y por su ubicación, el pasar a la miel significa pasar a otro país caminando, sin problema alguno, también salir de Suramerica, puede ser una bobada, pero es una de esas bobadas sorprendentes por que te metes al mar de otro país, el caso es que estas lejos, muy lejos de todo, desconectado del mundo, al menos por mi lado que no tenia señal de celular estaba completamente desconectado de mi mundo, perdido en la irrealidad del viaje, sumergido en un letargo fantástico donde me abrazaba la naturaleza y me hacia parte de ella.

Relatar el resto del viaje es casi imposible, contar hechos y acontecimientos tienen solo sentido en la conversación donde se comparte una cerveza con los amigos, por ahora no queda mas que decir que este viaje es un viaje que la mayoría de las personas deberían hacer, conocer Colombia antes que cualquier cosa, reconocer nuestro territorio para reconocernos a nosotros mismos y darnos cuenta lo bello que es decir que soy Colombiano, y solo puedo decirlo con orgullo y con una sonrisa en la cara, cuando me reconozco en un territorio lleno de la mas fantástica naturaleza, de la belleza tangible que va mas allá de los problemas humanos que afectan este país, por que mas allá de eso, queda la infinita naturaleza indomable, la madre tierra llena de sabiduría sencilla para enseñarnos a los que queremos ver , para mostrarnos que nuestra presencia en la tierra es tan insignificante que somos tan pequeños, por que ella nos mira desde todos los ángulos posibles, y nosotros siempre tenemos que alzar la mirada para en su majestuosidad maravillarnos de aquello que nos es tan desconocido en la ciudad.

Regresar siempre es difícil, pero el recuerdo y lo que se aprende queda siempre retumbando en el alma, para siempre quedara la sensación de infinito de estos lugares y el recogimiento, llegas y ves en la ciudad en la pequeñez de esta y en su acelere diario, pequeños destellos de lucidez que te sorprenden, que te permiten vivir en el abrazo de lo inefable y caminar seguro consciente de ti mismo en un mundo lleno de maravillas.

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

2 comentarios sobre “Paseo de Fin de Año. 26 de Diciembre de 2009 a 2 de Enero 2010”

  1. Me alegra muchisimo ver lo bien q la pasaste, y sé q habrá otra oportunidad de poder viajar a Sapzurro tal y como lo habiamo planeado, esta vez no me enfermaré…jejeje…Feliz Año, te deseo lo mejor. Me encanto tu relato. Chau

  2. Diria que admiro tu viaje, pero se que algun dia viajaremos juntos entonces sera un relato contado por dos mentes diferentes.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s