La inmensidad manifiesta

Leer sobre la existencia del infinito y concebirlo como algo real siempre me ha generado dudas, como la fé en dios y esas cosas que no pueden ser verificadas en un 100% podría remontarme a la historia del pensamiento humano para mostrar la evolución de lo finito a lo infinito y quizás llegar a la conclusión que la aparición de lo infinito se debe a esa necesidad de los seres humanos de creer en algo mas grande, desproporcionado con cualquier cosa que sea posible de dimensionar en el mundo.

Creer en el infinito exige cierto tipo de fé, la ciencia exige de nosotros creer en las teorías que por medio de observaciones han determinado que el espacio observable es inmenso, la física “duda” o mejor dicho hay teorías opuestas en cuanto a la finitud e infinitud del universo y ese asunto de su constante expansión es realmente difícil de entender y explicar, tendríamos cada uno de los seres humanos sentarnos a entender la matemática que explica la física actual de lo contrario nos toca leer los avances científicos y creer simplemente que la cosa es como dicen, y hacer un acto de fé.

Yo personalmente estoy atrasado en el tema de la ciencia, mis estudios en física del universo han llegado hasta la lectura medio exhaustiva de la física de Newton, y luego un poco de Einstein y así unos cuantos modernos para lograr medio entender lo que están haciendo en el LHC, aun así su practicidad es casi nula a excepción de los avances científicos que se logran para mejorar las lavadoras de las señoras y los gadgets de los geeks (O algunos avances en medicina solo para aquellos que los pueden pagar), mas allá de eso en ocasiones creo que los esfuerzos para comprender el universo y resolver los problemas del infinito, finito, expansión o encogimiento de este, podrían dedicarse a solucionar otros problemas un poco mas urgentes.

Los escépticos que mataron a dios, vieron en su inexistencia un vacío tan grande que debieron llenar ese vacío con cosas quizás mas dogmáticas o que exigen el mismo o mayor acto de fé de quienes quieren participar de las diferentes posibles explicaciones del mundo, era mucho mas fácil entender que había una especie de “liquido” que sostenía el universo, la gravedad, la teoría de campos etc, hicieron eso del entendimiento del sostenimiento de los planetas fuera mas difícil de entender, si leemos la historia hacia atrás nos damos cuenta que los “filósofos” se sentaron a observar el mundo y de esas observaciones sacaron conclusiones que son completamente aceptables sin necesidad de la fé, es decir, podemos ver el viento por medio del movimiento del guadual que tengo enfrente, ademas lo siento en mi cara y la inmensidad del mundo llega hasta donde llega la vista, el vacío por la observación es algo impensable, nada esta vacío en la tierra, ¿por que ha de estarlo fuera de ella? Etc…

Todas estas cosas que estoy mencionando tan superficialmente y sin muchos argumentos, apelando a los conocimientos de quien quiera leer este texto, es para señalar el miedo que los hombres le tienen al tedio, yo mismo debería estar no haciendo nada tirado en la hamaca mirando como se mueve el guadual, quedarme en silencio y escuchar el canto del cucarachero de la esquina, o la risa del halcón reidor, lo observable a simple vista se nos hace invisible, entendemos el vuelo del pájaro y creamos aviones para simularlo, de esta forma dejó de sorprendernos la perfección de su vuelo, la física de partículas intenta llenar el vacío que creo la física de bajas velocidades, lo observable del mundo, eso que nos sorprende a simple vista corresponde a un mundo “explicable” de ahí la necesidad de conocimiento insaciable de los hombres y de ahí su necesidad de salir de un planeta que “teóricamente” esta totalmente explicado, comprendemos el fenómeno de las mareas y sus causas por la posición relativa de la luna, el sol y la tierra, entendemos la creación de las diferencias de potencial que se generan entre las nubes cargadas y la tierra (Rayos, truenos, etc…) pero al mismo tiempo nos limitamos la posibilidad de maravillarse por el fenómeno, asustarnos reír y llorar por la belleza terrible de este tipo de fenómenos.

La inmensidad esta manifiesta para quienes aun con toda la base científica a las manos pueden pararse en la playa, en la cima de una montaña, ver las guaduas moverse, sentir el viento en la cara, no pensar en nada, maravillarse y reír, llorar si es necesario, volver a maravillarse cada día es quizás la tarea mas exigente de todas, la enfermedad de quienes tienen miedo a la muerte es querer medirlo todo, y su necesidad mas grande es ser inmortales o inmortalizar su legado, y la existencia de dios es tan innecesaria como descubrir si el universo es infinito o no, cosas mas sorprendentes están al alcance de las manos, bastaría con abrir los ojos, y simplemente ver.

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s