¿Salvar el Mundo?

Me he dado cuenta que existen muchos tipos de personas terribles, pero hay un tipo de esas personas que son difíciles de identificar y muchas veces resultan siendo personas que queremos mucho, ese tipo de personas son los que intentan cambiar el mundo y que por cosas de la vida terminan confundidos con las relaciones de poder, el dinero, la política, terminan haciendo las cosas mas dificiles para quienes han invitado a (convencido) ser sus compañeros en la batalla.

Las diferentes estructuras de dominación que intentan someternos constantemente son instrumentos muy fuertes pero a la vez sutiles, ideas como la libertad pueden ser usadas y tergiversadas como instrumentos de poder. Este tipo de personas suelen abusar “sin quererlo” de su condición de poder, con la excusa del sentido de pertenencia, con la exigencia del sacrificio que busca un bien mayor y común, puedes terminar de ser un aliado amigo, a un trabajador explotado, donde el discurso para fijarse a la norma de confunde y vencerás.

Para evitar sentirse en una relación de ese tipo hay que tomar una actitud en la vida donde lo primero que hay que salvar es el mundo individual, así suene egoísta, lo primero es lograr salvar, tener un buen mundo propio y hacer solo lo que quieres hacer, aprender a decir que no y hacerle entender a esas personas el tiempo y el espacio de cada cosa.

Creo que definitivamente cambiar el mundo es un ideal bastante extraño, no entiendo como es posible decir que el mundo esta mal o como creer que se tiene la respuesta para hacer un mundo mejor cuando tu mundo personal es un desastre, un ideal un poco mas realista es cambiar tu mundo y hacerlo mejor para vos, documentarlo contactar con otros que hacen lo mismo, y que los otros decidan si usar tu experiencia o no, no obligarles a ir por X o Y camino, solo mostrar nuestro propio andar es lo único posible.

Kleper

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

3 comentarios sobre “¿Salvar el Mundo?”

  1. Como dijo Groucho Marx, citado mil veces desde entonces: “No pertenecería a un club que me aceptara a mi como miembro” Me gusta la reflexión Kleper. Creo que ha veces se emprende una tarea tan titánica como cambiar el mundo, para no enfrentarse a la singularidad personal, que casi nunca es como el ego nos lo dicta, para eso se buscan némesis tan grandes e inaprensibles como el sistema, la sociedad, el mundo.

    Una observación formal: creo que X o Y es mejor escrbirlas con mayúsculas para facilitar la lectura.

    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s