Sobre un lugar que conozco.

Conozco un lugar en el Valle del Aburra que con solo pisar su entrada te remontas a un lugar distante en el tiempo. Pasan cosas allí poco comunes, extrañas y hasta sorprendentes para muchas personas. Algunos lo llaman centro cultural, otros museo y cada una de esas definiciones parece funcionar a la perfección según la variación del clima. No puedo decir si es bueno o malo que las cosas se acomoden según la función que se quiera prestar en x o y momento. Así como el arte, o mejor una fracción de ella que conocemos como literatura tiene la plasticidad de ser en ocasiones, novela, cuento, poesía, ensayo entre otros, los museos han adquirido actualmente esa plasticidad, en nuestro país.

El lugar al que me refiero dista mucho de ser un museo tradicional, no tiene una colección de arte pictórico o de lo que suele llamarse tradicionalmente arte, que en este lugar existan unas piezas de este tipo es algo netamente fortuito, su colección es una colección de palabras, de ideas, una casa museo de un pensador que refleja en sus paredes, en su piso desgastado o su techo con goteras el abandono del gobierno local, pero en este lugar se mantiene en el aire, las ideas de quien habito allí.

Otraparte, es un posible nombre de un cuadro surrealista, lleno de colores que pasan por los espacios que dejan las ramas de los arboles, en la mañana alumbra su sala de variedad de tonos de verdes, amarillos, azules y rojos, debido a sus ventanas de colores y un vitral que habla del sentido de la vida, historia que solo conocen quienes conocieron al pensador que habito allí los últimos veinte años de su vida. Calma, tranquilidad son adjetivos que usan frecuentemente para describir el lugar, quienes visitan la casa de Fernando González, ya sea para el cine, para las tertulias literarias o para visitar la exposición permanente que cuenta de manera resumida la vida y la obra del brujo de Otraparte.

Aun hoy en esta casa de manera casi espontánea se reúnen personas en torno al tinto gratis y discuten sobre las diferentes problemáticas del país, muchas veces viejos y jóvenes, hombres y mujeres hablan abiertamente al compás de un trago de tinto; en ocasiones creo ver al viejo maestro atendiendo a los jóvenes nadaistas que se paseaban por este lugar, un pocillo con café negro, un cigarrillo pielroja y la banca de iglesia en la entrada de la casa bastaba para horas enteras de divagación filosófica.

Lugares como estos quedan pocos en el país, van desapareciendo en el olvido, el arte de las palabras tiende cada vez mas a ser visto como una mística antigua, de personajes extraños que caminaban con libretas y lapices, creando esas cosas extrañas que se conocen como libros, las casas museo, que intentan oponerse al olvido deben esforzarse para que en su lucha por la sobre vivencia no terminen traicionando las ideas de quienes las habitaron, como decía el maestro: “Siempre que hay tendencias contrarias, hay remordimiento, más o menos aparente.”

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

3 comentarios sobre “Sobre un lugar que conozco.”

  1. Y siempre valdrá la pena moverse desde cualquier parte del valle para visitarlo, así de único y solitario se encuentra ese lugar que dices en nuestra ciudad. Pues aún no encuentro una casa con una atmósfera parecida, y digo aún porque espero haber vivido poco todavía y encontrar un sitio de valía parecida.

    Sin duda comento más a modo de saludo que de aporte.

    Saludos, un abrazo.

  2. Creo que Fredy ha mencionado esa palabra que es el motor principal para enterrar esos tesoros y dejarlos luego en el olvido: “Progreso”, como si progresar fuera construir lugares vacíos, intentar borrar la historia.

    En Caldas-Antioquia, lugar donde nació el poeta Ciro mendía, la alcaldía pasada tenía el lema “compromiso de ciudad”, que se tradujo en tumbar casas patrimoniales para construir grandes edificios, la casa donde vivió Ciro Mendía hoy es una biblioteca blanca, grande y fría (algunos, incluso, le llaman “la nevera”).

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s