Unos días en el D.F. (Parte II)

Debo confesar que es la primera vez que estoy tan lejos de mi país, tan al norte y que viajo en avión más de 5 horas, la experiencia es muy interesante, viajar de día es recomendable, puedes ver desde el aire muchas cosas. Por ejemplo, mi viaje, tuvo una escala en El Salvador, debo admitir que fue muy sorprenderte ver el mar desde tan alto, y luego ver como nos vamos acercando a la costa para descender en un aeropuerto internacional bastante pequeño que no se diferencia mucho del aeropuerto Jose Maria Cordoba en Rionegro, claro, hay una diferencia fundamental, este aeropuerto se encuentra en una ciudad costera, y la mayoría de cosas en el Duty Free están en dolares.

Desde El Salvador llegar a Ciudad de Mexico, es relativamente rápido, quizás una hora y media o menos. Cuando empiezas a ingresar a la ciudad, quienes nunca hemos viajado al exterior nos encontramos con una Metrópolis enorme, inagotable, inmensa, quizás tuve algo de suerte al llegar en el día, y en un buen día, domingo, calor, cielo abierto, muy azul, que permitió observar gran parte de la ciudad desde el aire, verde es quizás el color que mas se puede distinguir, una ciudad que es una mezcla de cemento, parques, y muchos arboles, quizás tenga que ver con la época, una de las mejores del año para esta parte del mundo, la primavera….  que como decía el Maestro Fernando González, en el Remordimiento, “… La primavera es necesidad ciega, impulso irresistible; … ” realmente existen cosas en el mundo que solo puedes entender cuando se vive.

“Viva la vida” es el mensaje mas sensato que he leído por estos días en Ciudad de Mexico, a pesar de su tamaño, es una ciudad para caminar, para ir a conocer, para visitar sus museos y sus bares, para identificarse con su cultura, para tomar Tequila, Embriagarse con Mezcal, y disfrutar de una buena conversación acompañados de unos buenos tacos y un buen pulque, se debe ir en metro a donde se pueda, tomar el metro bus, perderse un poco en el Zócalo, ir a Coyoacan y comerse un churro, refrescarse con la Cerveza negra de Barril, en resumen vivir la ciudad, vivir la vida.

Se pueden explorar las ciudades de muchas formas, lo importante es tratar de elegir la vía del miedo, todas las ciudades son peligrosas, en todas pasan cosas malas a las personas, y si escoges esta vía, lo mejor es que te quedes en casa, en cualquier parte del mundo podrías morir en la ducha, así, que mi elección fue salir a la calle, caminar lo mas que pudiera, usar el transporte publico para evitar el abuso de los taxistas que siempre en cualquier parte del mundo intentaran abusar de quienes son nuevos en la ciudad.

Mis pocos recorridos por la ciudad fueron completamente aleatorios, e improvisados, no soy un turista experimentado, pedí pocos consejos, no me leí la guía para visitar el D.F.  en “Travel Advisor” decidí preguntarle a las personas de la calle o a quienes llevaban mas tiempo viviendo aquí, también opte por el gusto estético, e ir a conocer lo que me parecía bonito. En primer lugar, es importante caminar por el Paseo de la Reforma, parar en cada glorieta, tomarse un rato para conocer los monumentos, e ir al museo de Antropología, es visita inevitable, así, como es esta ciudad desde el aire lo es el museo, inmenso, asombroso, increíble, y a la vez lleno de nostalgia, el recuerdo del exterminio y la memoria de una ciudad diezmada, por unos conquistadores que para demostrar su poder construyeron encima de los templos Mayas y Aztecas, grandes catedrales, se salvaron solo aquellas que están fuera de la ciudad… en fin, el Museo en general no puede recorrerse en un solo día, es necesario tomar al menos 2 ocho horas cada día, para poder entender un poco la grandeza de los pueblos indígenas Mexicanos, la grandeza de sus ciudades, y lo magnifico de su cultura, yo solo pude estar un día, pero bueno, nunca puedes tenerlo todo.

 

La fuerza de este museo se ve reflejada en el texto de Adolfo Lopez, quienes han estado pensando en ese museo entienden la importancia de rescatar, respetar, y restituir de alguna forma los valores indígenas que están impregnados en  la cultura Mexicana, es por eso que el museo de antropología no es solo una historia del pasado, es en su totalidad una imagen de su presente y de lo importante que son todas aquellas culturas indígenas para la identidad de esta nación.

En México te encuentras museos en muchos lugares, el Zócalo tiene al menos unos 20 museos, de los que pude contar quizás son muchos mas; para quienes hemos vivido la cultura Mexicana desde lejos, se nos hace importante y recomendable visitar Coyoacan, pasar por la cineteca, ir al Museo de Frida Khalo, dar unos pasos para ir a la casa museo de Leon Troski, para luego pasar a la plaza principal, buscar un buen lugar para almorzar no debe dejar de pasar la oportunidad para probar la comida en La casa de los Tacos. También encuentras en Coyoacan buenos lugares de artesanía Mexicana.

En general el D.F. es enorme, pero puedes recorrerlo en Metro, ir a cualquier lugar, sorprenderte por las cosas que encuentras en algunas de las estaciones de Metro, como algunas exposiciones de cultura, astronomía, o el simple hecho de ver la arquitectura de alguna de las estaciones mas viejas, es importante que se tenga en cuenta que como todas las ciudades tiene problemas con el trasporte, y que quizás a la administración le hace falta modernizar un poco el metro ya que sus trenes y vías aun lucen como de 1969 el año en que lo inauguraron, aún así es la manera mas fácil de desplazarse en la ciudad, si decide perder el miedo, use el metro, eso si evite las horas pico y su viaje sera rápido y confiable.

Otros lugares que valen la pena conocer para sea de día o de noche son las Colonias la Condesa y la Roma, cada una con sus diferencias ofrecen atractivos parques, galerías, bares, restaurantes, pulquerias, para todos los gustos y precios. Arriesgarse a comer en donde comen los locales, es muy importante, ya que por lo general son los mejores lugares donde se puede conocer la comida tradicional del lugar, las típicas aguas frescas Mexicanas, que son con el mejor de los Mezcales, muy atractivas y como su nombre lo indica refrescantes y apropiadas para el calor de la primavera.

Por ultimo, si gusta de la música Underground, intente encontrar un concierto en un bar poco conocido, los músicos del Punk de Garage suelen ser muy amables y hacen parte de la cultura internacional que se ha ido adaptando a cada país de latinoamerica y cada uno tiene una forma muy especial de adaptar e interpretar esta forma cultural. Cultura en general encuentras en todos lados en el DF. teatros, lucha, el Fondo de Cultura Economica y la libreria Porrua que tanto ha beneficiado a muchos autores de todo Centro y Sur América, han muerto allí, dos de los mejores escritores Colombianos del Siglo XX que fueron a este país por su respeto y buen trato hacia el oficio de los escritores.

Y no se asuste si todas las esquinas huelen a Maiz con chile, si el Mole es negro, si los tacos al pastor están muy buenos, si en la noche sobra el Mezcal, y lo invitan a Garibaldi para tener una experiencia con Mariachis, las calles son tranquilas cuando se acepta la ciudad como es.

Si no tiene mucho tiempo en la ciudad, debe no puede faltarle la visita a Teotihuacan (Las piramides), pero eso sera el cuento para una próxima entrada…

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s