El reto de lo plural.

Vivimos en un mundo vertiginoso, la tecnología, ha acelerado la velocidad de la vida, de un mundo redondo, de tomar meses atravesar el atlántico para llegar al viejo continente, podemos hoy estar en España en menos de un día, en lo local, podemos ir en el mismo día de Medellín a Bogota en 30 minutos, salir en la mañana después del desayuno y regresar para el almuerzo, esos cambios que parecen tan insignificantes y que hemos incorporado como parte de la cultura y aceptado con la alegría que se acepta lo nuevo y lo novedoso, siempre y cuando no nos implique, en el sentido de preguntarnos, que o quien somos.

La cultura se ha ido transformando también rápidamente, cosas que creíamos interiorizadas y ciertas de manera universal se han vuelto porosas, sus bases se han quebrantado, el concepto de hombre, su universalidad se viene abajo, no solo por los avances tecnológicos, sino también, por las nuevas formas de ser, que vienen con la sociedad industrializada y tecnológica, en donde se ha empezado a fortalecer la igualdad de condiciones entre obsoletos conceptos de hombre y mujer, allí, en esas fisuras entran en crisis las banderas del genero masculino y aparecen nuevas formas de ser que nos obligan a abrir horizontes donde nuevas y diversas preguntas deben hacerse.

El cuerpo ya no es una barrera, un cuerpo, es eso y nada mas, un instrumento necesario para contener la vida, el movimiento y las ideas, categorías como genero, raza, sexo, sexualidad, se vuelven borrosas para dar pasos a nuevos seres que independiente de sus preferencias son originales y diversos, con elecciones criticas a lo que ha sido tradicional que quizás podamos nombrarlo como el proyecto heterosexual o heteronormativo del proyecto político y social del mundo occidental.

En pro de esas banderas, los hombres nos hemos visto obligados a engendrar en nuestros seres la protección y seguridad, la habilidad para hacer la guerra, la idea del macho protector, la superioridad sexual y física como principio fundamental del relacionarse, y en ese ir y venir, la palabra hombre ha sido sinónimo de instrumento de guerra, portador de la muerte, generador de violencia, de animal protector y proveedor. La mujer que ha sido cómplice de estos designios, ya sea por tradición, por obligación o por cultura, empezó a romper estas barreras para poner en discusión el papel del hombre en una sociedad contemporánea e ideal, en donde ya no hay que salir a cazar la comida ni defender la casa de invasores bárbaros, ellas, cansadas de la opresión redefinieron lo femenino y se pensaron nuevas formas de ser que abrieron la puerta que los seres masculinos hicieran lo mismo, inicialmente solos, y en condición de adversarios el machismo y el feminismo se han estado enfrentando desde diversas miradas, y esa confrontación que aun hoy continua parece entrar en decadencia.

La pluralidad se impone en este siglo XXI, la categoría de hombre parece tender mas a eso plástico, cambiante y amorfo que hemos llamado cyborg, y nos exigen a dejar de pensar en binario, en hombre y mujer y nos ofrecen un abanico de posibilidades, de múltiples formas de ser que nos retan a hacer nuevas preguntas, a construir un nuevo lenguaje donde quizás el neutro sea predominante y lo plural una pregunta abierta que no agota nunca sus posibilidades de respuesta.

El reto es lograr de manera colectiva construir esa nueva cultura que en su diferencia se acepta y se re-defina constantemente, que logre romper las cadenas de los paradigmas que se estancan por siglos, y puede ser movimiento puro, plural como el universo, decía Fernando Pessoa.

Anuncios

Publicado por

kleper

Me contradigo pero no soy inconsecuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s