Cuando cae la tarde en Ulloa.

I

Como una tormenta que no se anuncia
Como una bocanada de viento intempestivo
Como un temporal
Así llega tu recuerdo a mi alma
Inevitable abrazarte en mis pensamientos
Y susurrar al viento, gracias, te quiero
Y esperar que te encuentre mi voz en la noche.

II

Cuando se anuncia la noche al caer el último rayo de sol,
el ultimo canto de los pájaros traen tu voz como parte de los sonidos nocturnos.
No es un recuerdo, te escucho mas allá del silencio y tu presencia se hace vida.
Más allá los que entregaron el alma al silencio son un recuerdo que la vida pasa y no hay que abrumarse ante su estampida.
Todos nos entregáremos al silencio y mientras llegamos allí
abraza los momentos más luminosos que nos alegran el alma.