Uveros, creo que me lo soñé

img_20161227_180829187

Existen lugares mágicos en el mundo es un hecho que no puede negarse. Para nosotros que nacimos en Colombia se nos ha dificultado por diferentes razones conocer nuestro país y soñamos en ir a tierras lejanas a disfrutar de las maravillas que el mundo de la publicidad tiene para vendernos en catálogos. Algunos hemos soñados estos lugares al encontrarnos con la literatura es imposible no viajar por la selva cuando leemos las aventuras de Maqroll el Gaviero o recorrer la nieve del monte fuji, solo es tomar un libro cerrar lo ojos y viajar, puedes conocer París o Barcelona de mano de cientos de escritores que han plasmado en palabras lo que han visto y tocado.

Para mi no hay placer más grande que amarrar una hamaca frente al mar tomar un libro y viajar, disfrutar del calor y conocer paso a paso lugares mágicos de un país como Colombia, soy de un pueblo de personas pequeñas y grises, encerrado por montañas por estos días el aire enrarecido por la contaminación no se dispersa y la ciudad cada vez se siente mas densa y contaminada, pero a pocas horas de viaje puedes encontrar el mar Antioquia es uno de esos departamentos Colombianos que tiene casi todos los climas y los paisajes que nos han narrado en la literatura desde los paramos y los bosques hasta las playas extensas del Urabá Antioqueño.

Por estos días en medio de un pequeño viaje a un lugar demasiado conocido y recorrido, gracias a esas pequeñas sorpresas de conocer personas encontramos un lugar llamado Uveros, en la vía que va desde Necoclí hasta San Juan de Uraba unos kilómetros antes de llegar a este ultimo puedes desviarte hacia un lugar para mí desconocido un secreto muy bien guardado. img_20161227_145922855Uveros, nombrado así por las planas en las que crecía un fruto parecido a la uva pero amargo, es quizás uno de los lugares mas bellosy extraños que he conocido en los últimos años. Playas largas, gentes tranquilas, casas abandonadas, abandonado por el estado como casi todo el atlántico antioqueño hoy es un lugar en el que puedes tener una hamaca, salir a caminar y disfrutar de casi 22 km de playas extensas como las que ya casi no se ven en los diferentes lugares turísticos del país.

Cangrejos azules y la marca del rio Atrato que mancha el azul del mar con un café claro que para algunos puede ser feo pero para mi es la selva y el mar fundiéndose para formar un paisaje difícil de describir.

No vayan a Uveros si esperan una experiencia turistica “normal” allí no hay nada, un par de tiendas, un par de restaurantes, un par de cabañas y un pequeño pueblo algunos pescadores otros residen allí como parte de un cuento de algún autor del realismo mágico, mientras caminaba por sus calles y sus playas sentí un toque de irrealidad en la cruda realidad de un paisaje con cicatrices de guerra aun así creo que fue un sueño.

img_20161231_174643369

Anuncios

Labio de Liebre

Se sabe que una obra de teatro es buena cuando logra transportarte entre diferentes estados de alma. Hacia mucho tiempo que no lograba encontrar una obra de teatro que tuviera la fuerza para hacer mover a muchas personas al mismo tiempo, es imposible no dejar escapar lagrimas y risas, no se sabe si se ríe por no llorar y se llorar a la vez que se ria. Labio de Liebre una obra del grupo de teatro petra y Fabio Rubiano logra transportarnos al centro de una historia que se repitió en este país una y otra vez. La gallina, el perro, los padres, los hermanos muertos. Los muertos protagonistas de una comedia orientada a hacernos ver como la vida en Colombia perdió su valor y se mata por cualquier cosa, con cualquier excusa y hasta por diversión.

Los Colombianos dejamos de asombrarnos por la muerte y la volvimos números o estadísticas y dejamos que el campo se volviera un campo de sangre y muerte de quienes reclamaban la tierra por medio de las armas, varias familias llenas de sed de venganza promovieron la muerte a diestra y siniestra como parte de una agenda política que mantiene hoy el país en medio de la peor incertidumbre de la historia, hoy a pesar del proceso de des-movilización de los paramilitares no sabemos la verdad de lo ocurrido y los muertos aun nos reclaman la verdad para poder descansar.

Labio de Liebre vino para recordarnos que aun no hemos reparado a todas las victimas de los paramilitares que un presidente los extradito para que no contaran la verdad e impunes hoy han empezado a salir de la cárcel sin decir en donde los enterraron, pero indiferentes ante la cantidad inconmensurable de atrocidades cometidas por fuerzas que “defendían la patria” votamos No ante un posible proceso de paz que se centraba en las victimas y el campo. Los mismos que promovieron la muerte de mano de los paracos promovieron el No con la misma fuerza, con el mismo propósito.

El humor es un arma de doble filo para tratar este tipo de temas, pero Teatro petra logra de manera magistral llevarnos de la mano y explicarnos el problema para la sociedad Colombiana el que no estemos reclamando el nombre y el lugar en donde están enterrados nuestros muertos, verdad, justicia y reparación palabras que no entendemos del todo y que no estamos haciendo nada para que se logre un proceso en Colombia que nos permita frenar la violencia y que no se repita más. Que volvamos a entender el valor de la vida y lo respetemos, cada vida es importante, la vida es sagrada… Después de pararnos y aplaudir, en silencio con varios de estos mensajes en la cabeza, con lagrimas en las mejillas salimos del teatro y recordamos y no olvidamos la tarea que tenemos pendiente con la paz.

Lo colectivo, Lo comunitario, Lo abierto y Lo LIBRE

Hoy las palabras mencionadas en el titulo de este texto son comunes en muchos de los espacios culturales, sociales y políticos. Vemos a los falsos profetas como Uber o B&B que se paran en las ideas de lo “comunitario” y el trabajo colaborativo para montar un negocio con todas las dinámicas del mercado clásico, por muy bueno que sean esos servicios no es una relación entre pares la que se crea en este tipo de ejercicios, el nivel de relación en muchos de estos modelos sigue siendo desproporcionada y se convierte en la típica relación entre cliente y proveedor. En ese ejercicio no podemos catalogar los ejemplos anteriores como Libres en el sentido estricto de la palabra, son herramientas gratuitas que podemos usar, que prestan un buen servicio pero el valor social aportado no se puede medir en la cantidad de carrera realizadas o en la cantidad de gente que pago mas barato una habitación.

Cada que escucho o leo la palabra abierto y libre juntas en párrafos relacionadas con trabajo comunitario, recuerdo que a principios de los años noventa, un hacker llamado Richard Stallman – que trabajaba en el MIT, propuso un conjunto de cuatro libertades que fueron fundamentales para el desarrollo de software en una sociedad que empezaba a depender de la tecnología:

0. La libertad de ejecutar el programa, para cualquier propósito.
1. La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y modificarlo para que haga lo que tu quieras.
2. La libertad de redistribuir copias para que puedas ayudar al prójimo.
3. La libertad de distribuir copias modificadas, dando a la comunidad una oportunidad de beneficiarse de los cambios que hiciste.

En la actualidad estas cuatro libertades pueden reescribirse de muchas maneras para que apliquen en todos los posibles aspectos del conocimiento. Y es necesario empezar a pensar en que es lo que mueve la economía en el mundo actual, desde el punto de vista de la tecnología en el siglo XX un factor importante de la economía estuvo marcada por el Software de ahí que Stallman formulara las cuatro libertades. El siglo XXI esta marcado por un negocio basado en los datos, los datos de las personas, los datos de las instituciones, los ejercicios comunitarios, los saberes populares, todo tipo de información en valuable en el sentido cualitativo y cuantitativo, creo que para la mayoría de las personas compartir los saberes es algo que se hace de manera natural, si me preguntan por la receta de unas pastas que hice no tengo problema en contarle al otro el procedimiento, escribirla y regalársela para que la reproduzca, de esta forma si lo miramos a la luz de las cuatro libertades mencionadas se conectan de una manera sencilla, así:

0. Puedes usar el conocimiento / información, dato que comparto, para cualquier propósito
1. Puedes estudiar el conocimiento / información, dato que comparto, y modificarlo para que haga lo que tu quieras. (Por ejemplo mejorar la receta y agregarle nuevos condimentos)
2. Puedes copiar el conocimiento / información, dato que comparto, para que puedas ayudar a otras personas, especialmente a los amigos.
3. Puedes distribuir copias modificadas de el conocimiento / información, dato que comparto, dando a la comunidad una oportunidad de beneficiarse de los cambios que hiciste.

Para que estas libertades sean funcionales para todas las personas la relación que se establezca debe ser entre pares, los involucrados en el proceso deben de estar de acuerdo en cumplir unas normas básicas que implican, respeto por las cuatro libertadas, reciprocidad todos podemos aportar de diferentes maneras, es muy importante estar conscientes de la diferencia y variedad de conocimientos en todo tipo de redes de personas, no abusar, y valorar el conocimiento local y comunitario de la misma forma como se valora el conocimiento académico y foráneo.

De esta forma cuando los colectivos que se comportan basándose en estos principios entran en relación con instituciones, el estado, corporaciones, empresas, se debe tener cuidado en como se genera la relación de pares entre este tipo de sector de la sociedad, en este caso en un primer momento sin dar mayores explicaciones las entidades deberían de aportar en valor económico el acceso al conocimiento que ofrecen los colectivos o ofrecer intercambios del mismo valor que fortalezcan la red, estableciendo desde un principio las condiciones de la relación que se va a establecer para evitar en un futuro malos entendidos por ejemplo:

1. Licencias, todo el conocimiento, documentos, material, fotos, vídeos, etc, que se genera de una relación entre una institución y un proyecto comunitario debe de tener una licencia abierta, de preferencia algo como Licencia de Producción de Pares (https://endefensadelsl.org/ppl_deed_es.html), también se pueden utilizar otras licencias en el caso de datos cartográficos, geoespaciales, información georeferenciada se puede utilizar la licencia que utiliza OpenStreetMap (http://opendatacommons.org/licenses/odbl/)

2. Evitar utilizar licencias Creative Commons que no sea Dominio Publico CC0 o CC-BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/), en el caso de desarrollo de Software la licencia GPL v3 cumple un buen papel o la licencia MIT

3. Las políticas de manejo de datos personales deben estar establecidas desde el principio y de acuerdo a la ley.

4. Se deben revisar las políticas de seguridad de la información en el caso de manejar información sensible.

5. Las instituciones deberían esforzarse por reconocer el trabajo realizado el los territorios, no reinventar la rueda con cada ejercicio realizado cuando se invita a participar a la comunidad, la palabra participación que tiene un carácter pasivo debería de sustituirse por un concepto cercano a la construcción colectiva, de esta forma cuando las instituciones quieran hacer un ejercicio con la comunidad, esta debe estar involucrada en todo el proceso de creación del ejercicio, desde el planteamiento inicial, desde evaluar la pertinencia y las necesidades y con el propósito especifico de no repetir el trabajo ya realizado y que se actué con la buena fe de construir y no de desconocer a los otros y su trabajo.

Cuando se trata de sumar esfuerzos es necesario plantear desde unas reglas de juego claras que construyan de manera participativa un ejercicio sano para las diferentes actividades comunitarias que se realizan en las ciudades, es muy interesante que las instituciones se acerquen a construir con nosotros, pero pilas hay que acercarse no solo con buenas intenciones y trayendo talleristas de fuera, reconocer el conocimiento local es muy importante y es algo que ha faltando en las relaciones que normalmente se tejen entre instituciones y colectivos. Tener en cuenta la importancia y el valor actual de los datos, de las oportunidades que esto abre, de sus relaciones y lograr que los ejercicios de lo abierto estén mediados por la libertad y no por la gratuidad.