Poética del ciberespacio. (Introducción)

Internet, la última frontera. Para empezar para fraseando una serie de televisión que acompaño a muchas personas del siglo XX y conectarse con uno de los desarrollos tecnológicos mas importantes del mismo y que en pleno inicio del XXI se ha ido transformando en un fenómeno global que ha ido transformando la sociedad poco a poco.

Durante este año he estado revisando muchas de las discusiones y las diferentes cosmovisiones que intentan enseñarte en un pregrado de Filosofía y la pregunta de muchas personas al rededor de la utilidad practica de una carrera que parece del siglo XIX (Bueno, creo que también me aprendí los números romanos), al mismo tiempo me pregunté por que si Platón, Aristoteles, Kant, Hegel, Bergson, Marx, Popper y muchos otros (Solo para demostrar que si me aprendí el nombre de algunos filósofos) se preguntaron sobre la Técnica (téchne) y en términos mas contemporáneos la tecnología los estudiantes de filosofía no se estaba preguntando que rol esta jugando la tecnología en el momento actual y que posible rol pueda jugar en el futuro como propuesta para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos o en pro de responder la pregunta eterna por la buena vida. O simplemente para plantear nuevos o actualizar los viejos problemas de la filosofía.

Algunos teóricos contemporáneos han puesto sobre la mesa el concepto Filosofía de la tecnología como una forma de de incorporar a la discusión ideas como las de la cibernetica, la cibernetica social o para incluir el fenómeno de la velocidad en cuanto a la distancia relativa en términos de las comunicaciones, es decir como las diferentes formas actuales de comunicarnos dan la sensación que lugares que antes parecían muy lejanos hoy parecen muy cerca. Para entender esto basta con comprar en la tienda Aliexperess y te llegue a tu casa cualquier cosa directa desde China en menos de un mes o si compras en Amazon y las cosas te llegan en una semana a casi cualquier lugar del mundo, yo por ahora me ubicaré en Colombia, en una zona rural del Valle del Cauca, hasta este lugar me llegan las cosas que compro en diferentes partes del mundo.

La cantidad de transformaciones culturales, sociales, económicas, políticas (pueden aplicar cualquier juicio de valor, yo no diré que buenas o malas) tristemente han superado la velocidad de cualquier ciencia social y/o humana, mientras algunos estudian los modelos microeconomicos y macroeconomicos del siglo XX para intentar entender el fracaso del capitalismo y tratan de llamar a Marx para que los rescate con la lucha de clases, las criptomonedas, el Bitcoin, Etherum y muchos otros llegan para agregar variables que no se habían considerado en estos problemas, mientras escribo estas palabras un Bitcoin vale 8137 USD y sigue a la alza. Y empezamos a ver como la moneda como la conocíamos hasta hace menos de 5 años se transforma en un fenómeno social que tiende a la eliminación de los intermediarios.

Quizás esto ultimo es uno de los elementos mas importantes para intentar leer en el Big Data del mundo actual y es como Internet como tecnología ha sido la piedra angular para eliminar todo tipo de intermediarios en las diferentes transacciones socio-politico-economicas de los seres humanos actuales.

Por otro lado esta la pregunta por el YO, Fernando Pessoa, un poeta portugués de principios del siglo XX, acuñó la frase, “Plural como el universo” su respuesta a la pregunta ¿Quién soy? Nos la entrego con multiplicidad de Heteronimos, nos mostró la posibilidad de un ser plural en diferentes dimensiones que solo la literatura podría lograr hasta entonces. Las salas de chat y para quienes entienden el contexto del viejo “Latinchat” y hoy en día las múltiples redes sociales entienden que en la actualidad tenemos acceso a un medio que rápidamente nos permite ser plurales y manifestar diferentes realidades en una multiplicidad de lugares.

Creo que hoy es necesario pensarnos una poética del ciberespacio, vale la pena adentrarse en la pregunta fenomenológica que nos trae Internet, hay que entender que hay nuevas formas de habitar el mundo, nuevos refugios y nuevos desiertos, el habitar como una forma completa de poner los pies en la tierra, el papel de los nuevos filósofos debería ser de encargarse de la experiencia humana en su relación con el ciberespacio luego deberá adentrarse en un lugar que aun parece muy oscuro y es la relación del hombre con las cosas conectadas, la experiencia humana sometida a un flujo de información infinita que intimida y acecha pero que no por ello debe llevarnos a darle la espalda, esta poética deberá hablar en binario (próximamente en “cuántico”) para encontrar aquellos parajes escondidos en donde el alma encuentra refugios en mundos virtuales con conexión 1:1 a la realidad tangible.

Anuncios

Uveros, creo que me lo soñé

img_20161227_180829187

Existen lugares mágicos en el mundo es un hecho que no puede negarse. Para nosotros que nacimos en Colombia se nos ha dificultado por diferentes razones conocer nuestro país y soñamos en ir a tierras lejanas a disfrutar de las maravillas que el mundo de la publicidad tiene para vendernos en catálogos. Algunos hemos soñados estos lugares al encontrarnos con la literatura es imposible no viajar por la selva cuando leemos las aventuras de Maqroll el Gaviero o recorrer la nieve del monte fuji, solo es tomar un libro cerrar lo ojos y viajar, puedes conocer París o Barcelona de mano de cientos de escritores que han plasmado en palabras lo que han visto y tocado.

Para mi no hay placer más grande que amarrar una hamaca frente al mar tomar un libro y viajar, disfrutar del calor y conocer paso a paso lugares mágicos de un país como Colombia, soy de un pueblo de personas pequeñas y grises, encerrado por montañas por estos días el aire enrarecido por la contaminación no se dispersa y la ciudad cada vez se siente mas densa y contaminada, pero a pocas horas de viaje puedes encontrar el mar Antioquia es uno de esos departamentos Colombianos que tiene casi todos los climas y los paisajes que nos han narrado en la literatura desde los paramos y los bosques hasta las playas extensas del Urabá Antioqueño.

Por estos días en medio de un pequeño viaje a un lugar demasiado conocido y recorrido, gracias a esas pequeñas sorpresas de conocer personas encontramos un lugar llamado Uveros, en la vía que va desde Necoclí hasta San Juan de Uraba unos kilómetros antes de llegar a este ultimo puedes desviarte hacia un lugar para mí desconocido un secreto muy bien guardado. img_20161227_145922855Uveros, nombrado así por las planas en las que crecía un fruto parecido a la uva pero amargo, es quizás uno de los lugares mas bellosy extraños que he conocido en los últimos años. Playas largas, gentes tranquilas, casas abandonadas, abandonado por el estado como casi todo el atlántico antioqueño hoy es un lugar en el que puedes tener una hamaca, salir a caminar y disfrutar de casi 22 km de playas extensas como las que ya casi no se ven en los diferentes lugares turísticos del país.

Cangrejos azules y la marca del rio Atrato que mancha el azul del mar con un café claro que para algunos puede ser feo pero para mi es la selva y el mar fundiéndose para formar un paisaje difícil de describir.

No vayan a Uveros si esperan una experiencia turistica “normal” allí no hay nada, un par de tiendas, un par de restaurantes, un par de cabañas y un pequeño pueblo algunos pescadores otros residen allí como parte de un cuento de algún autor del realismo mágico, mientras caminaba por sus calles y sus playas sentí un toque de irrealidad en la cruda realidad de un paisaje con cicatrices de guerra aun así creo que fue un sueño.

img_20161231_174643369

Labio de Liebre

Se sabe que una obra de teatro es buena cuando logra transportarte entre diferentes estados de alma. Hacia mucho tiempo que no lograba encontrar una obra de teatro que tuviera la fuerza para hacer mover a muchas personas al mismo tiempo, es imposible no dejar escapar lagrimas y risas, no se sabe si se ríe por no llorar y se llorar a la vez que se ria. Labio de Liebre una obra del grupo de teatro petra y Fabio Rubiano logra transportarnos al centro de una historia que se repitió en este país una y otra vez. La gallina, el perro, los padres, los hermanos muertos. Los muertos protagonistas de una comedia orientada a hacernos ver como la vida en Colombia perdió su valor y se mata por cualquier cosa, con cualquier excusa y hasta por diversión.

Los Colombianos dejamos de asombrarnos por la muerte y la volvimos números o estadísticas y dejamos que el campo se volviera un campo de sangre y muerte de quienes reclamaban la tierra por medio de las armas, varias familias llenas de sed de venganza promovieron la muerte a diestra y siniestra como parte de una agenda política que mantiene hoy el país en medio de la peor incertidumbre de la historia, hoy a pesar del proceso de des-movilización de los paramilitares no sabemos la verdad de lo ocurrido y los muertos aun nos reclaman la verdad para poder descansar.

Labio de Liebre vino para recordarnos que aun no hemos reparado a todas las victimas de los paramilitares que un presidente los extradito para que no contaran la verdad e impunes hoy han empezado a salir de la cárcel sin decir en donde los enterraron, pero indiferentes ante la cantidad inconmensurable de atrocidades cometidas por fuerzas que “defendían la patria” votamos No ante un posible proceso de paz que se centraba en las victimas y el campo. Los mismos que promovieron la muerte de mano de los paracos promovieron el No con la misma fuerza, con el mismo propósito.

El humor es un arma de doble filo para tratar este tipo de temas, pero Teatro petra logra de manera magistral llevarnos de la mano y explicarnos el problema para la sociedad Colombiana el que no estemos reclamando el nombre y el lugar en donde están enterrados nuestros muertos, verdad, justicia y reparación palabras que no entendemos del todo y que no estamos haciendo nada para que se logre un proceso en Colombia que nos permita frenar la violencia y que no se repita más. Que volvamos a entender el valor de la vida y lo respetemos, cada vida es importante, la vida es sagrada… Después de pararnos y aplaudir, en silencio con varios de estos mensajes en la cabeza, con lagrimas en las mejillas salimos del teatro y recordamos y no olvidamos la tarea que tenemos pendiente con la paz.