Uveros, creo que me lo soñé

img_20161227_180829187

Existen lugares mágicos en el mundo es un hecho que no puede negarse. Para nosotros que nacimos en Colombia se nos ha dificultado por diferentes razones conocer nuestro país y soñamos en ir a tierras lejanas a disfrutar de las maravillas que el mundo de la publicidad tiene para vendernos en catálogos. Algunos hemos soñados estos lugares al encontrarnos con la literatura es imposible no viajar por la selva cuando leemos las aventuras de Maqroll el Gaviero o recorrer la nieve del monte fuji, solo es tomar un libro cerrar lo ojos y viajar, puedes conocer París o Barcelona de mano de cientos de escritores que han plasmado en palabras lo que han visto y tocado.

Para mi no hay placer más grande que amarrar una hamaca frente al mar tomar un libro y viajar, disfrutar del calor y conocer paso a paso lugares mágicos de un país como Colombia, soy de un pueblo de personas pequeñas y grises, encerrado por montañas por estos días el aire enrarecido por la contaminación no se dispersa y la ciudad cada vez se siente mas densa y contaminada, pero a pocas horas de viaje puedes encontrar el mar Antioquia es uno de esos departamentos Colombianos que tiene casi todos los climas y los paisajes que nos han narrado en la literatura desde los paramos y los bosques hasta las playas extensas del Urabá Antioqueño.

Por estos días en medio de un pequeño viaje a un lugar demasiado conocido y recorrido, gracias a esas pequeñas sorpresas de conocer personas encontramos un lugar llamado Uveros, en la vía que va desde Necoclí hasta San Juan de Uraba unos kilómetros antes de llegar a este ultimo puedes desviarte hacia un lugar para mí desconocido un secreto muy bien guardado. img_20161227_145922855Uveros, nombrado así por las planas en las que crecía un fruto parecido a la uva pero amargo, es quizás uno de los lugares mas bellosy extraños que he conocido en los últimos años. Playas largas, gentes tranquilas, casas abandonadas, abandonado por el estado como casi todo el atlántico antioqueño hoy es un lugar en el que puedes tener una hamaca, salir a caminar y disfrutar de casi 22 km de playas extensas como las que ya casi no se ven en los diferentes lugares turísticos del país.

Cangrejos azules y la marca del rio Atrato que mancha el azul del mar con un café claro que para algunos puede ser feo pero para mi es la selva y el mar fundiéndose para formar un paisaje difícil de describir.

No vayan a Uveros si esperan una experiencia turistica “normal” allí no hay nada, un par de tiendas, un par de restaurantes, un par de cabañas y un pequeño pueblo algunos pescadores otros residen allí como parte de un cuento de algún autor del realismo mágico, mientras caminaba por sus calles y sus playas sentí un toque de irrealidad en la cruda realidad de un paisaje con cicatrices de guerra aun así creo que fue un sueño.

img_20161231_174643369

Anuncios

Otoño (II)

Lluvia.

Para los optimistas, para los nostálgicos, para los depresivos, la lluvia siempre significa algo, existen cientos de poemas y literatura de otro tipo que han derramado sus palabras a este efecto climático. odas de alabanza, inundación de sentimientos, llanto, suicidios.

La subjetividad es increíblemente poderosa al lograr acomodar sentimientos a los efectos climáticos, la naturaleza necesita la lluvia, el agua es motor de toda la vida, pero no vale la pena el desperdicio de suspiros de los románticos, la lluvia, es solo lluvia un efecto atmosférico beneficioso cuando no es ácido. Le diría a Rilke que sus metáforas en métrica perfecta no son mas que un desperdicio, el eufemismo que nos mantiene en la esfera de los fantástico… los sueños húmedos son mas interesantes que tener los zapatos mojados.

Caminé con la cabeza mojada y los zapatos húmedos una ciudad desconocida, desbordada de edificios enormes llenos de historias revestidas de victoria, la gloria de los vencedores, el ejercicio de la dominación del cuerpo y el mundo en su máxima expresión, en la belleza de la vigilancia aun quedan arboles que dejan respirar la naturaleza que admiró Thoreau, en un par de calles ves el mundo entero, en un vagón del metro van todas nacionalidades juntas, recordando el sueño y con la esperanza que cuando tomen la calle no llueva mas.

El idioma de Whitman con acento de vietnamita es hermoso, escuchar los poemas de Thomas Lynch en la voz de una polaca es la metáfora viva la globalización junto con los chinos que van dominando el mundo a punta de productos de baja calidad y mucho arroz.

Me despedí del otoño como quien se despide de una puta, deje algo de propina, di un beso en la mejilla, tome un avión, me devolví al trópico en donde también llueve y hace frió.

Unos días en el D.F. (Parte III) Teotihuacan

Esta entrada esta dedicada a mi hermano, 
cuando ha sido solitario mi camino 
siempre me ha acompañado.

Los Aztecas, quienes sabían de la existencia de Teotihuacan, dejaron para esta ciudad un nombre impresionante, “La ciudad donde los hombres se convierten en dioses” era quizás para ellos también tan extraña como lo es para nosotros en la actualidad, ellos tuvieron que ponerle un nombre en su lengua ya que cuando los “Atlantes”, que luego conocimos como Aztecas llegaron a esas tierras la ciudad ya existía y desde hace varios siglos había sido abandonada.

100_6729

Caminar por una ciudad abandonada de las proporciones de Teotihuacan es muy difícil de describir, por un lado tienes bajo tus pies  el misterio que encierra una ciudad de la cual se desconoce su historia, que durante siglos estuvo escondida por la vegetación, por otro lado a la vista se le haca tan impresionante que la mayoría del tiempo puedes dudar si es real lo que estas viendo. Estas ruinas son una muestra del potencial de los habitantes de estas tierras en esas épocas y es posible que su influencia  permanezca de alguna forma en muchas otras civilizaciones posteriores que tuvieron que enfrentar la destrucción sistemática que los colonizadores españoles hicieron en toda America Central y del Sur, de alguna forma esta ciudad se salvo de ser arrazada, o al menos borrada como intentaron con la ciudad de los Aztecas, Tenochtitlan, la cual fue sepultada por grandes catedrales góticas y diferentes edificios que forman parte hoy de la Ciudad de México, es probable que si Teotihuacan, hubiera existido como ciudad, los colonizadores quizás, hubieran ejercido la misma destrucción sistemática y de ella quedarían ahora solo unos pocos mitos y en donde están las pirámides del sol y de la luna en la actualidad encontraríamos una par de iglesias de arquitectura europea y muchos edificios con arquitectura del siglo XVI en adelante, tal como es ahora el Zocalo en el D.F. 

100_6660

Si se requiere hacer un juicio estético de esta ciudad, quizás la expresión “Magnifica Belleza” se quede corta, el paisaje desde arriba de las pirámides es impresionante, poder observar el valle al rededor de la ciudad es muy significativo para dimensionar la población que habito este lugar, su vegetación en esta época es hermosa y crea una composición perfecta, el clima se dispone de una forma muy adecuada para caminar la ciudad, detenerse, observar, respirar y sentir, el lugar transmite una fuerza increíble, pero a la vez te llena de nostalgia, de ese sentimiento de tristeza por perder algo que nunca se tuvo o mejor dicho nunca estuvo.

100_6782

Para mi fue muy importante hacer este recorrido solo, quizás sea recomendable hacerlo de esta forma, poder caminar, pensar, y encontrarse con tan poderosas construcciones, y con tan hermoso misterio. Realmente es poco lo que puedo decir del lugar, es de esas experiencias que hay que vivir, si va a México, realmente es fácil llegar, en menos de una hora se puede estar en el lugar, y eso es muy poco tiempo como para perdérselo.

 


 

Agradecimientos:

Leona de Onu Habitat
Leona de Onu Habitat

 

A Leona, practicante de Onu Habitat, que fue mi guía, y me acompaño      a muchos lugares de la ciudad, ella fue quien me animo a irme solo a        Teotihuacan. Ella, una chica Alemana enamorada de Mexico, la guía        ideal.

 

 

 

El Equipo. BlockByBlock Mexico

A Charlie, a Juan, a Diego, a Antonio, a Pontus (El Sueco), a Alfonos Govela (Onu Habitat), a Eugenio, a Mario, a Gabby, a Ana, quienes estan en esta foto, y los que no, que nos ayudaron en el desarrollo de BlockByBlock, y en sentirme acogido en la ciudad, mis mas sinceros agradecimientos, esta experiencia no hubiera sido tan placentera sin ellos. (Un abrazo.) – Debo mencionar tambien a Telcel Mexico por las comodidades brindadas.

Debo agradecer también al Museo Casa de la Memoria, a Lucia Gonzalez por permitir este viaje, a Miriam y a Erika por animarlo.