Avengers: End Game y el Status Quo

Antes de empezar a leer este post le advierto que si es fan de Marvel y le pareció maravillosa la ultima entrega de Avengers “End Game” no continúe leyendo, absténgase.

Debo aclarar también que no intento hacer una apología al genocidio como dijo un político colombiano sobre Avengers Infinity War, si bien al conjunto de la humanidad puede no parecerle bien que un gigante morado con unas gemas mágicas desaparezca de la faz de la tierra a la mitad de la población del universo. Muchos celebramos esa acción y entendimos el punto gris en el que se mueve esta idea ya que en ocasiones hemos pensando que parte de los problemas que sufre el planeta en este momento es debido a que somos demasiados! claro puede que la solución no sea matar a la mitad de los habitantes del planeta sin distinguir la clase social a la que pertenezcan pero si se redujera la población seguro que muchas cosas empezarían a cambiar, antes de seguir creo que a Thanos se le olvido en su acción agregar que las personas olvidaran a los que desaparecen de esa forma todos podían seguir su vida de forma tranquila.

Pero el vacío y la sensación de perdida es parte de la motivación para que los Avengers busquen a Thanos después de perder y termine este perdiendo la cabeza, lo que sigue es una película que muestra como el espíritu del gran hermano puede hacer hasta lo imposible para cambiar los resultados de una guerra perdida y como estos super héroes toman las riendas del tiempo para cambiar lo que parece una decisión terrible y que va en contra del Status Quo. A pesar de la cantidad de cosas buenas para el universo en relación con el medio ambiente, la economía y la política, después de 5 años no han pasado la pagina y la “humanidad” gringa es su mayoría no ha podido seguir con su vida.
Lo que muestra Avenger “End Game” es que a pesar de la imposibilidad de los viajes en el tiempo y de lo ridículo en que se vuelven algunos de los personajes principales, es un fastuoso “Fan service” en donde a pesar de todo siempre va a ganar “el bien” representado en los valores norteamericanos del bien y que la única forma posible de hacer las cosas es manteniendo el Status Quo y eso se logra poniendo a los egocéntricos Avengers como la representación final del “BIEN”, en donde a pesar que en el proceso se afecta todo el universo el centro de todo es la tierra, como en los antiguos tiempos del “teocentrismo” (…)

Desde el punto de vista moral prevalece una moral casi que cristiana ¿que es el bien? lo que representa el capitán América, en ese ámbito giran todas las discusiones morales de toda la película no hay posibilidad de una moral diferente ¿Lo que hizo Thanos es realmente malo? ¿No recuerdan al dios vengador del antiguo testamento? si aún el mundo creyera en ese dios la acción de thanos podría ser comparable a la del “diluvio universal” historia de otro comic pero que mucha gente cree como cierta, en fin la idea de thanos mas allá de poderla tildar de buena o mala se ve reflejada en un personaje que aunque poderoso, humilde, el thanos de infinity war es muy diferente al thanos vanidoso y malvado de end game que es la justificación para poderlo matar y des hacer todo su trabajo, los Avengers en cuestión de semanas y con un deux machina logran acceder a la piedritas mágicas esas y derrotar a thanos repitiendo la formula de todas las películas anteriores, no hay nada innovador mas que efectos exagerados y un alargamiento de tiempo para algo que en ultimas para hacerlo de ese modo lo podrían hacer en hora y media.

En todo caso, Avengers no es mas que un comic y su intento de salirse de la realidad y mostrar un mundo fantástico lleno de héroes y heroínas intento salirse de la linea, pero lamentablemente al final volvieron al esquema de Rambo en donde solo puede ganar el herore americano ante cualquier adversidad y a pesar de los cambios posibles, el mundo siempre volverá a ser el mismo.

El NO

Ayer domingo 2 de octubre a las 4 de la tarde la polarización de un país en guerra se hizo mas que evidente. A medida que los conteos de votos aumentaban la esperanza de quienes creían que con 1 año de campaña por “La paz” iban a borrar los veinte años o mas de campaña por la guerra, por el odio y el terror de los señores de la guerra, terratenientes o señores empresarios, como los quieran llamar.

Ayer fue claro el mensaje: “Perder toda esperanza” la solución a los problemas no esta en la clase política actual. Entendamos esto como un llamado a la acción a no dejar de hacer y de proponer desde cada uno el cambio que requiere este pueblo, nos llenamos la boca diciendo que los buenos somos más y en ocasiones nos quedamos en la palabra y no pasamos a la acción, tenemos miedo, sabemos que quienes han desafiado el poder han sido asesinados con la intención de mantenernos con la boca callada para que como ayer perdiéramos la esperanza, hoy la intención es la misma, los mismos objetivos, pero se han dado cuenta que es mas barato manipularnos utilizando los medios de comunicación, se cansaron de matar y de lidiar con la sangre, necesitan ademas mano de obra barata para atender el nuevo negocio que se abre.

Los lideres del No se sienten por fuera del negocio de la tierra y de los valores de la misma, la macarena, los montes de maría, la sierra nevada, el putumayo, el tapón del darien es uno de los objetivos, el botín que la Farc al rendirse entrega para poderse jubilar vivos, se cansaron del miedo a los aviones que volaban sobre sus cabezas cargados de bombas, lo vimos el lunes en el discurso del Timochenko cuando el ejercito con un mensaje contundente en vez de enviar drones con banderas blancas voló un avión de guerra en pleno acto de la paz y todo su estruendo dio el broche perfecto a lo que ayer vimos, un país que no entiende o no quiere entender que todo el circo de los últimos cuatro años tiene como objetivo que los mismos de siempre se perpetúen en el poder.

Las Farc lo cedieron todo hasta su identidad, no más lucha de clases, no mas defensa del campesino indefenso, no mas esperanza en un ejercito revolucionario que se dejo seducir por el oro blanco del narcotrafico y que perdió la guerra que según los del NO nunca existió, los miles de muertos que suman cada uno de los bandos no fueron suficientes para que entendiéramos que el problema no es el enemigo numero uno, los terroristas de bota de caucho y enfermos con leishmaniasis, un montón de viejos con ganas de descansar, el problema son esos otros viejos que tienen el poder y que no lo quieren soltar, los que supuestamente elegimos y que sin vergüenza alguna nos siguen manipulando para que les dejemos hacer lo quieran.

No solo es mandar a callar a los otros y llamar ignorantes a los que votaron por el NO o los que no votaron, seria mejor “abrasarlos en las llamas del infierno” (Diria el exprocurador ordoñez), pero como lo que queremos es la paz la mejor idea es abrazarlos y enseñarles con acciones lo que esta mal en este país, el problema somos nosotros que no hemos podido entender que quienes dejamos estar allí, en el poder no lo hacen por nosotros, persiguen sus propios intereses y por eso necesitan que estemos en una aparente zona de confort de la cual no queramos salir y por eso votamos NO a lo que parece amenazar eso.

El llamado a la acción es hacer nosotros mismos lo que hemos dejado en manos de “Los benevolentes poderosos” de todos los bandos…