Carta abierta a Margarita Martínez Escallón, directora del documental La negociación.

Quiero que sepa que mi intención no es menospreciar el trabajo que ha hecho con este documental, por el contrario, me parece un trabajo muy valioso para la historia de Colombia y para el momento político actual. Creo que este tipo de trabajo debe ser altamente difundido en los lugares en donde el conflicto arreció fuertemente y en donde pasó desapercibido. Abogar por esa finalidad es la intención de estas palabras.

Difundir este documental solo en las ciudades principales, en las salas de cine comercial con pocas fechas, es un error bastante grave. Por decirlo de forma extremista, es el mismo error que cometieron las personas encargadas de difundir la campaña por el sí o difundir la importancia del Acuerdo de paz que se realizó en la Habana con las FARC. Los encargados de la campaña del SÍ estaban demasiado preocupados por cosas banales como los derechos de autor, tal como ustedes en este momento, y de este modo, siendo conservadores en la forma de difundir, permitieron que los encargados de la campaña por el NO en el plebiscito fueran mucho más efectivos en su tarea de desinformar al país usando todos los medios posibles, con lo cual lograron lo que lograron.

Quiero decirle que este documental sería de gran ayuda para que las personas de todo el país entiendan la importancia del acuerdo de La Habana y ayuden a defenderlo ante este nuevo gobierno que parece no estar dispuesto a conservarlo y parece querer dar marcha atrás en muchas de las cosas que se lograron con el acuerdo.

Quiero invitarla a usted y a su equipo de trabajo a difundir y publicar este documental en todos los medios posibles. Utilicen una licencia abierta como Creative Commons y permitan así que muchas personas puedan copiar el documental en todos los medios que existen actualmente. En general, los documentales colombianos no llegan a las regiones. Aunque no soy campesino, desde hace unos años vivo en el campo y en el trabajo que he estado haciendo he conocido muchos lugares en donde estos documentales serían muy importantes para que las personas entiendan lo importante que es para ellos mismos que las FARC hayan firmado este acuerdo y que ahora estén tratando de hacer cambios en el país por medio de la política a pesar de la política misma de este país.

Sé que el trabajo de los documentalistas en Colombia es poco reconocido, pero también los invito a ser consecuentes en cuanto a los permisos de reproducción de un material que desde una perspectiva amplia le pertenece a los colombianos. Sabemos por los créditos del documental mismo cómo fueron financiadas su grabación y producción —con recursos públicos y apoyo de ONG’s nacionales e internacionales—, por eso no parece consecuente que reparen en que otras personas quieran difundirlo abiertamente en redes y medios para que llegue a la mayor cantidad de personas y cumpla así una labor formativa del público nacional.

Los invito a liberar el documental y promocionar este trabajo de forma amplia para todos los colombianos y ciudadanos del mundo.

Se les acaban las excusas. #AdiosALaGuerra #SiALaPaz

Mientras escuchaba las declaraciones sobre el acuerdo alcanzado hoy 23 de Junio de 2016 en la Habana sobre el proceso de Paz en Colombia no dejaba de pensar en lo costoso que va a salir el proceso de paz, es importante pensar en el dinero como un medio para alcanzar los objetivos relacionados con alcanzar que cese el conflicto armado en Colombia. Nadie a excepción de Timochenko menciono este punto fundamental, dijo: “Si hay dinero… para menesteres más sanos y productivos… Destinar los recursos para otros fines… ” esto hacia referencia al gasto tan elevado que es mantener las Fuerzas Armadas cuyo presupuesto mucho más alto que el destinado para la Salud y la Educación o los programas de creación de empleo y es precisamente en esos tres puntos en donde esta la clave para lograr que algo de lo que se firmó hoy se haga efectivo.

Los recursos destinados a la guerra, la realidad de un país en conflicto armado ya no puede ser la excusa para no mejorar las condiciones del campo, de la salud, la educación y las fuentes de empelo en Colombia, es allí en donde debemos fijar nuestra atención, preguntarnos como cada uno de esos aspectos van a mejorar y que tienen pensado al interior del acuerdo de paz para resolver lo que puede ser un conflicto con las fuerzas militares, no se puede negar que este órgano del estado es uno de los mas corruptos y que han orquestado la violencia en Colombia, han sido sus respuestas bélicas las que han ocasionado parte del conflicto, aún seguimos matando campesinos con nuestros impuestos financiando el Esmad y el nuevo código de policía busca la convivencia por medio de la opresión.

Hoy es un día histórico, todo el mundo lo esta diciendo en todas partes, pero la historia nos juzgara de como reaccionamos frente a estos nuevos acuerdos y la des movilización inminente de las Farc, hay que mostrarse optimista pero también adquirir una actitud critica frente a lo que se nos viene, bien lo decía Timochenko en su discurso en que nos llamaba a la movilización y al estar atentos de que los acuerdos firmados hoy se cumplan, los colombianos tenemos que leer (https://www.mesadeconversaciones.com.co/) lo que pasa en la mesa de conversaciones y ademas debemos mantener una actitud positiva y participativa, evitar repetir la guerra y la masacre de los lideres de este acuerdo, no quiero ver o leer que están masacrando a los lideres de este acuerdo como paso con la UP o con los lideres del M-19, hay un llamado para no repetir la historia y exigir que dejen de usar la guerra como excusa para de verdad construir un mejor país.