#RedesComunitarias : pornomiseria y otros vicios

A finales de 2018, en Colombia empezamos a hablar públicamente de las redes comunitarias. Con la excusa de discutir y entender la propuesta del nuevo gobierno en cuestiones de comunicaciones, nos empezamos a reunir un grupo de personas que durante años hemos trabajado de forma independiente en el tema de redes libres. Allí nos enteramos de proyectos que se estaban realizando en diferentes partes del país y de los avances que algunas organizaciones y empresas privadas han realizado en el tema con el propósito de darle un valor agregado a su modelo de sostenibilidad y negocios.

La Ley Tic, como se llamó esta propuesta del gobierno, fue la excusa para poner en el mapa a las redes comunitarias del país y alentar la discusión sobre un tema fundamental para estos procesos: la conectividad en las zonas rurales de Colombia.

No puedo negar que cada uno de los proyectos, a su manera, parece tener buenas intenciones, pero en algunos casos es lamentable la explotación que se hace de las comunidades y de sus protagonistas. Parece que los proyectos están enfocados en exponer la precariedad como un mal congénito, lo que en la película Agarrando pueblo de Carlos Mayolo se denominó pornomiseria: explotar los males sociales, verlos de una manera acrítica y lucrarse del morbo que esta simplificación produce. He visto cómo el foco de las narrativas de estos proyectos es mostrar todo lo que está mal en las comunidades. Esto, en principio, no puede verse como algo negativo. Es necesario exponer todas las necesidades de la ruralidad en Colombia para que en el proceso estos problemas se vuelvan muy visibles y poder solucionarlos.

El problema, es exponer a las comunidades y aprovecharse de su miseria para generar reconocimientos para los gestores de estas redes, que viven cómodamente en una ciudad y se benefician de la visibilidad que le dan a sus proyectos, mostrándose como benefactores o salvadores de una comunidad vulnerable. No hay por parte de estos personajes una preocupación por realizar un trabajo de campo con la comunidad, ni siquiera por acercarse a las causas de los problemas que exhiben. Solo quieren mostrar una carencia que ellos, por arte de magia, pueden resolver, en este caso la conectividad. Mi opinión es que se debe proteger la autonomía de las comunidades a todo costo y evitar utilizarlas como trampolín para acceder a recursos públicos o privados.

Otro personaje que hay que mencionar son las organizaciones no gubernamentales cuyos modelos de trabajo y formas de operación hacen que se asemejan más a empresas privadas que a organizaciones sin ánimo de lucro. Estas incursionan en el campo de las redes comunitarias, aparentemente con el propósito de acceder a capitales de financiación extranjera. Digo que “aparentemente” porque algunos de estos proyectos tienen como objetivo desplegar redes comunitarias en zonas donde las personas de la región podrían pagar por ellos mismos todos los equipos y el despliegue de la red y no depender de la financiación externa. De estos mismos personajes conocemos también proyectos que se enfocan en asistir a una comunidad que necesita conexión pero, pero que no se preocupan por capacitar a las personas de la comunidad para que sean ellas mismas quienes con autonomía puedan decidir cómo crecer y tengan la capacidad de manejar toda la plataforma completa. Estos modelos asistencialistas generan dependencia y no parecen atender al sentido de red comunitaria.

Una de las cosas que más nos intriga es el interés que tienen estas organizaciones en vender el proceso de las redes comunitarias al MinTic con la idea de volver este ejercicio el modelo a replicar en formato de programa social del Estado. Ya esta por ahí andando un convenio en donde, lamentablemente, no se respetan los términos de propiedad intelectual de las herramientas que se utilizan en este tipo de procesos. El convenio entrega el trabajo de construcción de herramientas de software y hardware y las metodologías abiertas desarrolladas por diferentes comunidades locales e internacionales al Estado sin ninguna consideración de los modelos de licenciamiento abierto que los acompañan, lo cual lleva a la apropiación sin crédito del conocimiento y al desmantelamiento de los procesos comunitarios que han buscado alcanzar la conectividad que el Estado no ha tenido, hasta ahora, mucho interés en garantizar.

Mientras tanto (…) en los sótanos de #Internet

Al día de hoy algunas personas creemos que ciertos aspectos de Internet son manejados por diferentes tipos de ONG’s que luchas por mantener las libertades de Internet de la mejor manera posible, pero la semana pasada nos sorprendió con la venta del manejo del dominio .org a capitales privados, es decir, el manejo de los dominios que usan muchas organizaciones sin ánimo de lucro en el mundo para sus sitios web y muchas otras organizaciones teóricamente sin fines comerciales o afines a este tipo de formas de operación.

Como se lee en algunos artículos encontrados en la red este tipo de movimientos comerciales genera incertidumbre respecto a las decisiones que se toman con ciertos elementos esenciales para el funcionamiento de Internet, los capitales privados no necesariamente van a mantener las mismas políticas frente el manejo del TLD .org y podrían empezar a aumentar el precio sutilmente con el propósito de aumentar el capital que representa la venta de este tipo de TLD en el mundo, según wikipedia para principios de 2019 existen registrados en el mundo más de 100 Millones de dominios con este TLD, lo que implica una cantidad de dinero considerable que pasa ahora a manos de una empresa privada.

Aunque la mayor preocupación expresada por los medios con la venta del TLD .org a Ethos Capital por parte de ISOC es el posible aumento en el precio debido a que ICANN además autorizo eliminar el precio máximo permitido para este TLD, existen otras preocupaciones que poco se han mencionado que son las siguientes:

1. Los dueños de ETHOS Capitals son ex empleados o miembros de ICANN y ISOC, lo que puede ser un evidente caso de corrupción del que pocas personas están hablando.
2. Que sin darnos cuenta los activos de Internet están empezando a pasar a manos de capitales privados lo que puede ser una forma de romper la neutralidad de la red, redefiniendo las dinámicas de toma de decisiones sobre diferentes aspectos de la red.

En mi opinión en lo que deberíamos de tener más cuidado es en las decisiones que están tomando las organizaciones a cargo de los diferentes activos de Internet, como ICANN, ITF, IEE entre otras que se encargan de la gobernanza de los nombres de dominios, de la asignación de los direccionamientos IP, el manejo en la creación de nuevos protocolos o estándares que afectan directamente el funcionamiento de la red. Estas decisiones que parecen insignificantes como la venta del TLD .org pueden tener implicaciones graves en temas como la neutralidad de la red. Imaginemos un escenario en donde la asignación de direccionamientos IP Públicos se entregue a un privado y este decida cobrar una cuota muy elevada para realizar este proceso, para eliminar competidores? o para dejar por fuera empresas que no pueden acceder a este tipo de activos debido a los costos? o que se eliminen países de la red debido a los intereses de una corporación? y un largo etcétera que puede tender a formular una teoría de la conspiración pero que igual debemos estar atentos a estos posibles escenarios que afectan internet.

Y aunque la venta del TLD .org también es una muestra que poco importa en este siglo lo que significan cada uno de los TLD de internet. al principio nos importaba si el nombre de nuestro sitio web terminaba en .com, .org, .net, esto denotaba el carácter de nuestra organización, pero actualmente podemos elegir entre una infinidad de TLD y esta terminación, en mi opinión ha perdido el significado que se planteó en los inicios de la red.

Lo que debemos pensar, es cómo vamos a intervenir en estas decisiones para evitar que poco a poco la libertad de Internet sea vendida a corporaciones y capitales privados que terminen tomando todas las decisiones por fuera de los diferentes organismos de gobernanza de la red.

¿Llegara el día en que nos defendamos?

Este 11 de Febrero la EFF (Electronic Frontier Fundation) en asociación cono muchas organizaciones internacionales lanzan una campaña en contra de la vigilancia masiva, algo que muchos usuarios de Internet sospechábamos desde hace años, pero solo en 2013 gracias a las revelaciones de Snowden tuvimos pruebas para que nuestros paranoicos pensamientos tuvieran pruebas y fundamentos, en conclusión, estados Unidos, Inglaterra y muchos otros países, llevan desde hace años vigilando Internet, interceptándolo, o como diríamos en Colombia: Chuzandolo.

En Colombia no nos hemos quedado atrás, varias organizaciones se han unido a esta causa, entre ellos el colectivo RedPato2 que ha sido uno de los mas activos en la defensa de internet desde hace unos tres años cuando en nuestro país se empezó a mover un proyecto que su nombre clave fue “La ley lleras” (…) Unirnos a estos movimientos internacionales como sociedad civil es muy importante para fortalecer la discusión al rededor de este problema y lograr que muchas más personas se enteren.

Ahora, ¿Por que es importante? – En Colombia, recordemos lo siguiente:

En 2003, una de la primera acciones realizadas por el gobierno de Alvaro Uribe Velez, que esta relacionado con este tema fue la privatización de Telecom, empresa estatal que durante unos cincuenta años se había encargado de llevar telecomunicaciones a todo el país, desde los cercanos a los mas remotos pueblitos, con la privatización de Telecom, o mejor dicho su venta a Telefónica España dimos el primer paso en algo que hemos estado haciendo desde entonces, y es entregar la infraestructura de telecomunicaciones a empresa multinacionales, y de esta forma llegamos a 2014 con una sola empresa estatal de telecomunicaciones, ETB. El 80% de las comunicaciones en Colombia están en manos de terceros, y para los que entendemos de internet, el NAP Colombia, otra empresa encargada de centralizar todas las conexiones a internet del país, las empresas que las conforman son en su mayoría consorcios extranjeros de los cuales poco sabemos.

El panorama anterior, abre las puertas para varias preguntas, ¿Cual es la razón para que nuestros gobiernos hayan decidido entregar las comunicaciones del país a empresas extranjeras? ¿Tiene esto que ver algo con los tratados internacionales? ¿Recuerdan el plan Colombia? ¿Recuerdan las chuzadas del DAS? ¿Recuerdan la operación para asesinar a Raul Reyes? ¿Recuerdan el joven que fue detenido en su casa por amenazar a uno de los hijos del presidente por facebook? … y en 2014, ¿Se enteraron de las “Chuzadas a los negociadores del proceso de paz? Pues, bien todas estas preguntas tienen que ver con diferentes colaboraciones que los gobiernos de turno han firmado con países extranjeros para vigilar en nombre de la seguridad nacional todo tipo de comunicaciones.

 Internet, quizás el mas poderoso medio de comunicación de la actualidad, es quizás, el mas fácil de monitorear, todo lo que hacemos en internet se puede rastrear, en toda pagina que visitamos dejamos una huella, y no es difícil que personas expertas puedan ingresar a tus correos electrónicos, leer tus chats, o saber en donde estas, la telefónica “Inteligente” facilita mucho mas esta tarea.

Quizás a muchos no les importe saber que sus correos electrónicos están siendo leídos, o que el sexting que están pasando por Whatsapp se almacena en una base de datos que nunca se borra, que los twitts que borramos realmente nunca desaparece, y que cuando borramos una cuenta de perfil en facebook esta nunca se elimina, quizás todo esto suene a una de esas tantas conspiraciones de las que hablan los loquitos con sombreros de papel aluminio en la cabeza, pero paranoica o no esta postura, es algo que esta pasando en la realidad, y tenemos suficientes pruebas gracias a Snowden, WikiLeaks, y otros, de todo esto, Colombia no es ajena a esta realidad, y los mas recientes hechos relacionados con interceptaciones ilegales es una prueba de ello.

¿Y como nos defendemos de todo esto? Si algo de lo que he mencionado superficialmente nos interesa es necesario prepararnos para enfrentarnos con un mundo de control y vigilancia, no es que el actual no lo sea, pero falta aun por perfeccionarse, y que se perfeccione o no depende de nosotros, y por eso es necesario que aprovechemos días como este 11 de Febrero para alzar nuestra voz en contra de la vigilancia masiva, como sociedad civil, como individuos debemos defender eso que nos hace únicos y es nuestra intimidad, lo que somos, la forma como nos estamos haciendo seremos humanos se intenta controlar y vigilar, y los artefactos que son usados para estos fines son cada vez mas precisos, y es precisamente en donde debemos decir NO MAS.

Por eso me sumo a la campaña #TheDayWeFightBack de mano de RedPato2 #InternetSinChuzadas, estaremos este 11 de Febrero con muchos amigos del mundo diciendo no a la vigilancia masiva y al control de Internet.

Internet sin chuzadas #InternetSinChuzadas

Para entender un poco mas del tema un vídeo: