#RedesComunitarias : pornomiseria y otros vicios

A finales de 2018, en Colombia empezamos a hablar públicamente de las redes comunitarias. Con la excusa de discutir y entender la propuesta del nuevo gobierno en cuestiones de comunicaciones, nos empezamos a reunir un grupo de personas que durante años hemos trabajado de forma independiente en el tema de redes libres. Allí nos enteramos de proyectos que se estaban realizando en diferentes partes del país y de los avances que algunas organizaciones y empresas privadas han realizado en el tema con el propósito de darle un valor agregado a su modelo de sostenibilidad y negocios.

La Ley Tic, como se llamó esta propuesta del gobierno, fue la excusa para poner en el mapa a las redes comunitarias del país y alentar la discusión sobre un tema fundamental para estos procesos: la conectividad en las zonas rurales de Colombia.

No puedo negar que cada uno de los proyectos, a su manera, parece tener buenas intenciones, pero en algunos casos es lamentable la explotación que se hace de las comunidades y de sus protagonistas. Parece que los proyectos están enfocados en exponer la precariedad como un mal congénito, lo que en la película Agarrando pueblo de Carlos Mayolo se denominó pornomiseria: explotar los males sociales, verlos de una manera acrítica y lucrarse del morbo que esta simplificación produce. He visto cómo el foco de las narrativas de estos proyectos es mostrar todo lo que está mal en las comunidades. Esto, en principio, no puede verse como algo negativo. Es necesario exponer todas las necesidades de la ruralidad en Colombia para que en el proceso estos problemas se vuelvan muy visibles y poder solucionarlos.

El problema, es exponer a las comunidades y aprovecharse de su miseria para generar reconocimientos para los gestores de estas redes, que viven cómodamente en una ciudad y se benefician de la visibilidad que le dan a sus proyectos, mostrándose como benefactores o salvadores de una comunidad vulnerable. No hay por parte de estos personajes una preocupación por realizar un trabajo de campo con la comunidad, ni siquiera por acercarse a las causas de los problemas que exhiben. Solo quieren mostrar una carencia que ellos, por arte de magia, pueden resolver, en este caso la conectividad. Mi opinión es que se debe proteger la autonomía de las comunidades a todo costo y evitar utilizarlas como trampolín para acceder a recursos públicos o privados.

Otro personaje que hay que mencionar son las organizaciones no gubernamentales cuyos modelos de trabajo y formas de operación hacen que se asemejan más a empresas privadas que a organizaciones sin ánimo de lucro. Estas incursionan en el campo de las redes comunitarias, aparentemente con el propósito de acceder a capitales de financiación extranjera. Digo que “aparentemente” porque algunos de estos proyectos tienen como objetivo desplegar redes comunitarias en zonas donde las personas de la región podrían pagar por ellos mismos todos los equipos y el despliegue de la red y no depender de la financiación externa. De estos mismos personajes conocemos también proyectos que se enfocan en asistir a una comunidad que necesita conexión pero, pero que no se preocupan por capacitar a las personas de la comunidad para que sean ellas mismas quienes con autonomía puedan decidir cómo crecer y tengan la capacidad de manejar toda la plataforma completa. Estos modelos asistencialistas generan dependencia y no parecen atender al sentido de red comunitaria.

Una de las cosas que más nos intriga es el interés que tienen estas organizaciones en vender el proceso de las redes comunitarias al MinTic con la idea de volver este ejercicio el modelo a replicar en formato de programa social del Estado. Ya esta por ahí andando un convenio en donde, lamentablemente, no se respetan los términos de propiedad intelectual de las herramientas que se utilizan en este tipo de procesos. El convenio entrega el trabajo de construcción de herramientas de software y hardware y las metodologías abiertas desarrolladas por diferentes comunidades locales e internacionales al Estado sin ninguna consideración de los modelos de licenciamiento abierto que los acompañan, lo cual lleva a la apropiación sin crédito del conocimiento y al desmantelamiento de los procesos comunitarios que han buscado alcanzar la conectividad que el Estado no ha tenido, hasta ahora, mucho interés en garantizar.

Poética del ciberespacio. (I Lenguaje)

Estamos acostumbrados a pensar que el Lenguaje es aquella herramienta que desarrollamos los seres humanos que nos diferencia radicalmente del resto de los animales, en este proceso hemos construido diferentes tipos de lenguajes, me interesa hablar especialmente de los lenguajes humanos y los lenguajes formales (Las matemáticas, la programación, la lógica simbólica etc.)

Para construir una poética del ciberespacio es necesario conocer el lenguaje o los lenguajes que vienen con ella. El lenguaje ha sido uno de los aspectos humanos que mas se han transformado con el surgimiento de internet, desde los lenguajes de programación que entran en la categoría de lenguajes formales hasta las transformaciones reudccionistas (deformaciones) de los emoticones, o los acrónimos del mundo de la informática que se han vuelto muy populares (https://es.wiktionary.org/wiki/Ap%C3%A9ndice:Jerga_de_Internet).

La filosofía ha intentado enseñarnos que el lenguaje hace parte fundamental de la forma como habitamos el mundo, solo existe aquello que nombramos y podemos transformarlo al nombrarlo diferente, allí una de las potencias más importantes del Lenguaje. Internet nos ha facilitado el acceso a múltiples lenguajes, también a acelerado la velocidad de acceso a ellos y sobre todo el encuentro con personas que han implementado lenguajes diferentes para relacionarse con el mundo.

Ahora un aspecto bien interesante es que hoy no tenemos que hablar un lenguaje humano para comunicarnos con el mundo, si aprendemos un lenguaje formal podemos empezar a comunicarnos con pequeñas porciones de código, nos comunicamos con el mundo y podemos crear nuevos objetos que intervienen la realidad por medio de la programación.

Aunque los lenguajes de programación no son tan populares como se esperaría ya que la web 2.0 y las aplicaciones caparon la capacidad para que las personas pudieran crear sus propios programas y ponerlos a circular en la red para transformar la realidad a la medida de su código, a pesar de eso las comunidades técnicas si han mantenido una fuerte creencia en el código, es por eso que el movimiento de Software Libre es una de las expresiones que promueven la libertad del software y el hardware como bienes pertenecientes a la humanidad. La libertad expresada en código fuente, abierto para que todos podamos conocerlo, claro la barrera de entrada es comprender los elementos del lenguaje elegido por los programadores.

Pero Internet ofrece refugios de diferentes tipos a los que se accede con solo aprender lenguajes mas simples que los utilizados para crear un sistema operativo. Otro logro de Internet que es una muestra de la poética del ciberespacio es la wikipedia, las personas aprenden lo que se conoce como un lenguaje de etiquetado simple y contribuyen de manera abierta a una base de datos en donde se almacena todos los conocimientos del mundo.

Otro ejemplo interesante es el lenguaje de los datos, que podemos clasificarlo como un metalenguaje con variaciones de diferentes tipos, por ejemplo un grupo de programadores crearon una forma de expresar de manera colaborativo el territorio, logrando que con una organización horizontal muchas personas ayuden a crear el mapa del mundo. Se utiliza un lenguaje gráfico en donde las personas dibujan formas geométricas y por medio de un sistema de etiquetas se agregan los elementos en el mapa.

Este tipo de ejercicios colaborativos logra que personas de diferentes partes del mundo se conecten en pro de la creación común de un tipo de conocimiento, para ellos solo tienen que aprender un lenguaje formal básico y no necesariamente hablar el mismo idioma para comunicarse.

Entonces, parte de lo que debemos explorar es la capacidad que nos ha entregado Internet para utilizar y crear lenguajes comunitarios, ademas que un salto hacia una poética del ciberespacio de carácter común siempre y cuando así lo quieran quienes participen de los diferentes espacios de encuentro que el ciberespacio permite crear.

¿Que pasa con el Software Libre en Bogotá?

¿Se puede hablar de una política de software libre? – Sí (Respuesta corta).

Respuesta larga:

Llevamos años intentando promover una política de software libre en el país, intentando promover como política de estado el uso de herramientas libres como alternativa y solución a los problemas tecnológicos del estado.

Suena ambicioso todo esto, suena contradictorio y revolucionario, ¿Como se combaten a las grandes corporaciones, Oracle, MS, SUN, entre otros? ¿Como se le cambia el paradigma a las personas respecto al uso de las tecnologías? ¿Como se enseña que compartir no es malo? Y ¿Como se le muestra a las personas que Software Libre no es algo netamente tecnológico, es algo que viene de mano de la cultura y promueve valores que fortalecen lo comunitario, el pro común? – Preguntas como estas llevamos años tratando de responder, hemos sido pocos los que hemos creído en el Software Libre mas allá de la simple moda de usar un sistema operativo alternativo, mas allá de creerse el súper Hacker, mas allá de las simples herramientas, el software libre, sus implicaciones culturales son un medio y un fin.

Pero un momento examinemos un poco la realidad: 1.) desde el año 2000 en Colombia, la comunidad de software libre estuvo intentando introducir en el Senado una política de Software Libre, para el país, que dio origen a algo que en su momento conocimos como Colibri, que luego este nombre fue utilizado para designar a la comunidad de Colombia, años mas tarde este mismo grupo, logró que “La Comisión Distrital de Sistemas expidiera el 20 de octubre de 2008 la Resolución 305 «Por la cual se expiden políticas públicas para las entidades, organismos y órganos de control del distrito capital, en materia de tecnologías de la información y comunicaciones respecto a la planeación, seguridad, democratización, calidad, racionalización del gasto, conectividad, infraestructura de datos espaciales y software libre.” (http://www.cds.gov.co/index.php?option=com_content&view=article&id=86&Itemid=160)

2.) Luego en el 2012, El actual alcalde de Bogotá: EN EL PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO, SOCIAL, AMBIENTAL Y DE OBRAS PÚBLICAS PARA BOGOTÁ D.C. 2012-2016 BOGOTÁ HUMANA en su Artículo 44 “Programa TIC para Gobierno Digital, Ciudad Inteligente y sociedad del conocimiento y del emprendimiento”, en el proyecto numero 4 “Promover la utilización del software libre en el Distrito Capital. Implementar en las entidades distritales el uso de medios electrónicos para la realización de cobros, pagos y demás diligencias que deban realizar los ciudadanos.”

Son dos momentos históricos para el Software Libre, y creería uno que con normas y políticas que teóricamente deberían obligar al distrito a implementar y promover esta idea la realidad es bastante desconsoladora cuando te acercas a mirar lo que realmente pasa, de los dos años que lleva Gustavo Petro en la alcaldía, los avances en la política de software libre son prácticamente nulos, es decir, al parecer lo que han entendido las diferentes secretarias respecto a esta política es usar algún CMS de mala calidad libre e implementar servidores con Software OpenSource (La principal diferencia entre los términos “open source” y “free software” es que éste último tiene en cuenta los aspectos éticos y filosóficos de la libertad, mientras que el “open source” se basa únicamente en los aspectos técnicos. Nota tomada de wikipedia) o que simplemente no les importa por que igual la alcaldía de Petro solo dura 4 años si no es destituido, podemos mirar eso en cifras haciendo búsquedas rápidas en la página de contratación a la vista:

En contratos relacionados directamente con linux el distrito ha invertido 58 Millones de pesos, en Oracle ha invertido (gastado) 8.925 Millones, la Contraloria de Bogotá uso 655,692,168 Millones en licencias de una suite de ofimática pudiendo usar Software Libre, es importante que entendamos que este dinero del presupuesto del distrito son en su totalidad dineros públicos y entonces se pregunta uno, ¿La defensa de lo publico no tiene también que ver con el presupuesto relacionado con tecnología?

Revisando específicamente las diferentes Secretarias, lo que es Secretaria General y Secretaria de Cultura han invertido en computadores a los que les han instalado linux, pero no tienen una política clara de software libre en su entidad, solo la Secretaria de Gobierno tiene un proyecto claro de migración a software libre (http://gestion.gobiernobogota.gov.co/wiki/doku.php/migracion) y ha invertido aproximadamente unos 400 millones de pesos en personal encargado de ese proyecto, y unos 1200 Millones en 922 computadores a los que les han instalado Linux, también han generado proyectos con impacto para la ciudadanía pero la Alta consejería para las Tic, ha puesto zancadilla al desarrollo de esos proyectos, por ejemplo, el proyecto que tenia la Secretaria de Gobierno para la formación de los funcionarios públicos en el uso de herramientas libres, proyecto que inicialmente era por 800 millones de pesos y debido al traslado presupuestal que el Alcalde ordeno a la secretarias para la Alta Consejería para las tic, relacionado con el presupuesto para tecnología y obligando a las diferentes secretarias a presentar proyectos a esta seudo entidad para invertir en tecnología; Secretaria de Gobierno tuvo que presentar un proyecto a dicha entidad para dicha formación a funcionarios y solo se le fue asignado 200 millones de pesos, además las condiciones ya no era capacitar la Secretaria de Gobierno sino generar un proyecto para todo el distrito, ¿Puedes hacer un proyecto de capacitación para todo el distrito con 200 millones de pesos? La respuesta de Mauricio Trujillo alto consejero para las tic, fue: Tómenlo o déjenlo, obviamente la Secretaria de Gobierno lo tomó pero aún no saben las consecuencias que tendrá eso.

Un proyecto de una red inalámbrica libre para todo Bogotá que fue propuesto desde la Secretaria de Gobierno, como un proyecto de impacto para la ciudadanía y que involucraba el tema de Software Libre directamente fue desestimado a ultimo momento por la alta consejería para las tic. Entidad que al parecer no tiene ni idea que en el plan de desarrollo de la Bogotá Humana existe una política clara sobre la utilización y la implementación de Software Libre.

(Nota: El Secretario de Gobierno (Guillermo Jaramillo), esta semana destituyó al Director de Planeación y Sistemas de la entidad quien era la cabeza del proyecto de Software Libre en la Secretaria de Gobierno) 

Mirando estas cifras y se da cuenta uno que muchas de las cosas que están escritas en los planes de gobierno de las diferentes alcaldías del país, son solo palabras, estrategias de campaña usadas para ganar electores de un gremio u otro. Al parecer en este sentido el proyecto progresista no es diferente a los demás proyectos políticos del país.

Por otro lado la Alta Consejería para las Tic, que seria la entidad que debería estar encabezando el proceso de Software Libre de todo el distrito, en el pasado mes de octubre, “MesTic” mas del 90% de las actividades relacionadas con el tema fueron conferencias de empresas que venden OpenSource y en las que se dedicaban a promover sus productos, dicha entidad tiene dentro de sus proyectos algo que llaman G-Cloud (Gobierno en la nube), y en la presentación de esos proyectos los funcionarios de la alta consejería han tenido el descaro de decir que puede que le paguen a google para tener el correo de toda la ciudad y de todas las entidades del distrito, cosas que va claramente en contra de la protección de datos, del software libre y que además sera dinero que ira al exterior y no se invertirá en mejorar la economía del país.

En este sentido y a grandes rasgos, una de las ventajas que tiene el Software Libre es que nutre las economías locales cuando empiezas a contratar personas o empresas de las regiones que manejan el tema, también ayuda a la formación de empresas con la experiencia necesaria para manejar estos temas, es bueno revisar el caso de Brasil que un porcentaje alto de la reactivación de su economía durante el gobierno de Lula y siguientes ha sido la inversión del estado en desarrollo de Software Libre.

En este sentido la actual directiva tecnológica de Bogotá, esta en manos de personas que al parecer del tema en cuestión desconocen, le temen y/o no les interesa, o están “parcializados” hacia tecnologías privativas, ya sea por facilísimo o por corrupción, si es por lo primero, es un claro mensaje que esta alcaldía como las anteriores tampoco esta interesada en educar y en promover ideas que tienen que ver con la construcción colectiva del conocimiento y eso si es bastante grave ya que es una clara contradicción a todo el plan de gobierno de la alcaldía actual. Si es por lo segundo, la corrupción al parecer se ve hasta en las mejores familias y hasta en los que han sido criticas con este fenómeno que parece ser inherente a la política colombiana.

Una política de Software Libre, en Colombia, debe convertirse en lo que el movimiento de Software Libre mundial se ha estado convirtiendo desde hace años. En un movimiento que nos ayude a entender que necesitamos de un cambio cultural estructural, en donde los valores de lo colectivo primen antes de las necesidades individuales, donde el conocimiento se construya de manera colectivo en todas las áreas que componen a los seres humanos, (Política, Cultura, Tecnología), no se puede negar que somos seres políticos, pero es necesario una transformación desde las raíces de todo aquello que nos forma como individuos y como sociedad, La cultura libre, entendido desde la base de la libertad de conocimiento es un pilar fundamental para lograr ese cambio, y el software libre es uno de los componentes fundamentales en esta transformación, ya que la única manera de salvarse de una sociedad donde la tecnología sea usada para ejercer control sobre el cuerpo y la vida de las personas, es conocer el como esta hecho cada cosa y de ahí la importancia que el estado deje de comprar cajas negras y empiece a producir tecnología libre y abierta, fácilmente auditable y mejorable por la comunidad en general.